La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Opiniones pucelanas

La mejor forma de ‘conocer’ el proyecto de Ronaldo

Hace unas pocas semanas pude estar en una charla de José Rojo, Pacheta, para entrenadores. El burgalés explicó cual es, junto a Chema Monzón, su forma de trabajar y la exigencia que un entrenador tiene de gestionar «los conflictos». Tras la charla, interesante y dinámica a partes iguales, el burgalés abrió el turno de preguntas y la primera cuestión fue saber «qué se siente» y «cómo se trabaja» con alguien como Ronaldo Nazário. En ese momento, por si antes ya no me había dado cuenta, entendí el aura que hay con el brasileño lejos de Valladolid.

Fuera del entorno blanquivioleta y del Estadio José Zorrilla se sigue viendo al exjugador como la estrella que fue. Es más, se sigue entendiendo que el máximo accionista es ese rostro risueño que era como jugador y ese mito que superó grandes dolencias físicas. Lejos de los focos de quién fue y centrándose en quién es, movimientos como el firmado este lunes suponen una dosis de realidad de quién es el brasileño como presidente y cómo está gestionando su proyecto del Real Valladolid.

Podemos retroceder al día de la rueda de prensa en la que se oficializó su llegada y analizar qué propuso, qué prometió y qué ha cumplido, pero ese análisis no sería 100% real. El que sí es totalmente cierto es aquel que habla de un Club a la deriva y de una institución sin guión. Habrá una intrahistoria sobre la destitución de Fran Sánchez, pero las formas, el momento y la incoherencia de destituir al que se le denominó como «un pilar» hace menos de dos meses confirma al exterior qué tipo de gestión realiza Ronaldo.

¿»Hombre de fútbol»?
No es por Fran Sánchez, profesional de un fútbol volátil y bipolar, pero sí de unos movimientos más propios de un aficionado que de un «hombre de fútbol». Siempre pensé que Ronaldo tendría lógica, sentido común y responsabilidad por ser quién fue. El suyo es un nombre ligado a este deporte y nada podía hacer pensar en una gestión más propia de décadas pasadas y de personas sin formación ni un grupo de trabajo responsable. Los movimientos del Real Valladolid son más propios de una entidad liderada por un ego, aquél que no se alimenta en el Estadio José Zorrilla ni en sus inmediaciones.

El gran objetivo del brasileño a su llegada a Valladolid fue hacer del Club una entidad «internacional» y no «regional», y eso sólo lo ha conseguido en cuestión de apoyos y palmadas a su espalda. Tras la destitución del director deportivo a sólo 11 días del inicio liguero, el Real Valladolid confirma que su presidente no lidera el proyecto. No está al timón, al menos en su versión oficial, aquélla que le define como un «hombre de fútbol». Ese perfil de Ronaldo está lejos de Zorrilla desde hace meses, aunque fuera de Valladolid no se vea o no se quiera ver.

𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte