La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Los partidos, en frío

El Real Valladolid de Pacheta y el problema de la tensión

Sigo pensando lo mismo del duelo del Real Valladolid ante el Real Oviedo. La derrota (3-0) en el Estadio Carlos Tartiere llega por la expulsión de Raúl García Carnero. Obviamente, jugar con 10 jugadores durante 80 minutos lastra a cualquier equipo. Ya en el duelo en inferioridad, el Pucela pudo estar mejor y debió ofrecer más. Los blanquivioleta no entendieron bien el duelo y cayeron por la errónea gestión de José Rojo, Pacheta, del duelo. Ciertamente, el burgalés no está bien en sus últimas intervenciones. Pese a ello, él ya avisó del principal problema vallisoletano en el duelo ante la Unión Deportiva Las Palmas.

Tras la victoria (5-1) ante la Sociedad Deportiva Amorebieta, Pacheta aseguró que la falta de tensión era el principal peligro de su equipo. Sin achacar dicha situación a la derrota en Asturias, sí que considero que esa falta de tensión es uno de los justificantes del mal partido y consiguiente derrota ante el equipo de García Pimienta. No es una cuestión sólo de querer sino de saber cómo querer. El Real Valladolid no estuvo bien desde el inicio del duelo. La entrada de los pucelanos al encuentro fue mala. Los amarillos eran superiores desde el primer balón y fue esa tendencia inicial la que condicionó a los blanquivioleta.

Sin una inercia positiva, el equipo no tuvo carisma ni personalidad para asumir la situación. Se dejó llevar en muchos momentos y sin esa tensión competitiva, nadie sumó. Ni los que estaban en el campo, ni los que salieron desde e banquillo ni, obviamente, el que dirigía la entrada de unos y la salida de otros. En el duelo de la jornada 32 de LaLiga SmartBank se potenciaron los malos momentos y tendencias de varios jugadores. Roque Mesa o Shon Weissman, activos determinantes del Pucela, no mostraron su mejor nivel y multiplicaron las dudas de su momento.

¿Qué es la tensión?
Sin ellos, el Real Valladolid fue muy superior al Club Deportivo Tenerife en el duelo del Heliodoro Rodríguez López. Pese a ello, Pacheta sigue apostando por ellos. El papel adquirido por ambos en la temporada es lógico y el burgalés lo mantiene pese a su estado de forma actual y su ausencia de carisma para liderar al equipo e inyectar toda la tensión que este Pucela necesita para ser él. Por todo lo que se puede generar y con todo lo que ha generado, el momento del Real Valladolid es complicado. Son sólo dos derrotas consecutivas pero el principal problema no está en no haber sumado ningún punto en los dos últimos partidos. El problema está en por qué no se ha sumado.

El Real Valladolid tiene un problema de tensión que se genera por el mal momento de ciertos jugadores y por el rol destacado que puede que muchos de ellos tengan. Con una plantilla como la blanquivioleta, las rotaciones no son obligatorias pero la potenciación de los momentos y los estados, sí. Aahí, falla Pacheta y desde ahí se ha generado el principal problema del equipo. Tensión no es sólo ganar un balón dividido y superar al rival en una acción aérea. La mentalidad y el carisma ofrecen una tensión que el Real Valladolid no tuvo ante la Unión Deportiva Las Palmas y por ello firmó la octava derrota de la temporada.

𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte