La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Los partidos, en frío

La simple y enorme diferencia actual con el Real Betis

Una derrota debilita y una eliminación pone en muchas dudas a los protagonistas de ambos ‘fracasos’, por tildarlo de una forma radical y contundente. De esta forma, el Real Valladolid vive malas horas tras la visita del Real Betis al Estadio José Zorrilla. El viaje del equipo de Manuel Pellegrini al feudo pucelano supuso, primero, la eliminación. Después, valió para el señalamiento de algunos de sus jugadores. Por último, generó dudas. En el presente y en un hipotético futuro. Perder siempre es duro pero en fútbol como entiendo que cualquier otro deporte, todo debe verse analizado por los contextos.

Braulio Vázquez, ex director deportivo del Real Valladolid, analizaba todo desde los contextos. Para él eran capitales, como demostró el encuentro ante el Real Betis. Creo que nunca hay que justificar una derrota y, ni mucho menos, dejarla pasar. Nunca hay que hacer «borrón y cuenta nueva» con un partido porque siempre he pensado que todo se analiza y se mira desde el encuentro anterior. No hay que ignorar la derrota y la eliminación copera pero, tampoco, dramatizar con ella.

Perder es duro pero no hacer una lectura correcta es contraproducente cuando ésta no llega en una final. Por mucho que no superar al Real Betis sea decir adiós a un sustento importante para cualquier equipo competitivo, la obviedad dice que los frentes del Real Valladolid son, ahora, otros. Los grandes objetivos pucelanos están en LaLiga SmartBank y, por ello, hay que analizar los contextos previos al partido y, su vez, los posteriores. En la previa, la diferencia de uno y de otro era de una categoria. Una categoría completa. Del tercero de LaLiga Santaner al tercero de LaLiga SmartBank.

Una larga categoría de diferencia
¿Por qué uno es tercer en la élite y el otro no? Por una cuestión de calidad. El cómo se llega a esa calidad es secundario pero ésta en sí, no. El Real betis es un equipo más completo que el Real Valladolid y, por ello, sus rotaciones se notan menos. La recuperación de jugadores que necesita hacer el Real Betis o que debe hacer el Real Valladolid son muy diferentes. Asumiendo que, para muchos entrenadores, la Copa del Rey es la oportunidad para dar minutos y hacer que las diferencias entre titulares y suplentes sean menores, Pellegrini jugó con ventaja.

Así, el duelo fue como fue. Pese a que el inicio, según Pacheta, fue más que digno del Real Valladolid, la realidad hacía ver a un equipo infinitamente superior al rival. El Pucela estaba dos o tres pasos por debajo del Real betis. En ritmo, velocidad, variantes… Los andaluces eran superiores y lo eran por lo determinante que es la calidad en el fútbol. El Real Betis la tuvo y el Real Valladolid, no. No al menos como pedía la situación. Con jugadores fuera de forma, física y psicologicamente, los de Pacheta fueron superados por el rival. En todo lo que marca la diferencia de categoría entre unos y otros.

𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte