La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Reflexiones express

Juan Ignacio Martínez, Pacheta y el «proceso» del fútbol

Sigo con mi idea, aquélla que ya argumenté. La temporada pasada todo se desmoronó por cómo Sergio González afrontó la derrota (1-2) ante la Sociedad Deportiva Éibar. Aquel golpe fue eso, un golpe, pero la respuesta fue la que definió de qué pasta estaba hecho el equipo y qué proceso y evolución buscaba aquel cuerpo técnico. En un importante cambio y con varios jugadores por aclimatar, Sergio tomó el camino ‘fácil’ y el equipo se perdió

Tras la gestión de aquella derrota en el Estadio José Zorrilla y en la preparación del duelo ante la Sociedad Deportiva Huesca tengo claro que el Real Valladolid 2020/2021 se derrumbó. Todo lo que ocurrió después fue el intento de estabilización de un equipo sin credibilidad ni liderazgo, todo lo contrario de lo que percibo y siento en el actual Real Valladolid. José Rojo, Pacheta, ha conseguido formar un equipo que cree en su idea y que pese a ser irregular en su rendimiento es constante en su creencia en la idea. ¿Por qué ocurre? Para mí, por la confianza en la evolución, en el día a día, en el trabajo, en la metodología… En definitiva: creencia en el famoso «proceso».

Cualquier proceso y cualquier temporada tiene altibajos y derrotas. Éstas generan momentos complicados que deben ser analizados con fuerza porque ponen a prueba al vestuario pero, sobre todo, al cuerpo técnico. La temporada pasada Sergio no estuvo a la altura. El golpe sufrido ante la SD Éibar le llevó al camino fácil y a retomar su idea. No aceptaba cambios y esa derrota le ayudó a volver a su rutina pero, a la vez, a desestabilizar al equipo. Pacheta, por el contrario, no quiso romper con el trabajo realizado y vio en el camino algo más valioso que el resultado (4-1) de Lezama, por ejemplo.

Principio básico
Un marcador es el reflejo de un mal día, pero sólo un día no enturbia un camino ni una evolución. Pacheta lo tiene claro y Juan Ignacio Martínez, entrenador de Real Zaragoza y ex del Real Valladolid, también. El alicantino no perdió la compostura cuando su equipo sumó nueve empates seguidos. Aquéllo parecía un alimento pobre para una entidad como la zaragocista pero él entendía que era el camino, el proceso y el anticipo de una dinámica ilusionante como la actual. Analizando más allá de uno o dos resultados se encuentra el proceso, ese principio básico de cualquier temporada.

𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte