La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Opiniones pucelanas

Slavy y su apuesta constante por ser profesional del fútbol

Borislav Ivaylov Stankov, más conocido como Slavy, es uno de los nombres propios del Real Valladolid. El delantero del Promesas debutó el viernes 8 de octubre en LaLiga SmartBank. Pese a disputar sólo los últimos instantes del partido, la sensación es que el talentoso atacante mostró parte de las inmejorables cualidades y opciones que le hicieron explotar en la Sociedad Deportiva Huesca siendo un niño que ya miraba al mundo profesional.

Antes del debut profesional, José Rojo, Pacheta, describió al jugador como «un chico muy valiente, muy trabajador y chocador que no se arruga». Etiquetándole como «un delantero claro», Slavy llegó al duelo ante el Málaga CF con la esperanza de dar ese pequeño paso con el que lleva soñando los últimos años y con el objetivo que se puso desde aquellos años en los que los ojos de los analistas de jóvenes talentos se fijaron en el dorsal ‘7’ de la SD Huesca.

Un paso por delante de su edad, Slavy explotó bien pronto por su talento, su facilidad para el gol y los múltiples recursos que ofrecía sobre el terreno de juego. Para jugar y anotar. Cierto es que no sólo era un jugador de cifras de goles porque ya comenzaba a mostrar ese juego «chocador» que dice Pacheta, pero destaca por ello.

Ante todo, goleador
Siendo un activo diferencial en su equipo y en el fútbol aragonés, las etapas de Infantil y Cadete de Slavy le llevaron a poder soñar con lo que es ahora y con lo que quiere ser en los próximos años. 17 goles en la temporada 2014/2015 en División de Honor Infantil, siendo un jugador de primer año, y 39 en la siguiente campaña, también en categoría Infantil, le definieron. Saltando a Cadete, Slavy hizo 54 goles en 50 partidos en la máxima categoría cadete de Aragón. Peleando contra equipos del Real Zaragoza en los que estaban Iván Azón, Francho Serrano o Alejandro Francés, base del actual equipo de Juan Ignacio Martínez, Slavy llamaba la atención. Destacaba sobre el resto, y no era fácil.

De San Jorge a Zorrilla
Junto a Manu Rico, la gran perla oscense y actual jugador del filial azulgrana en Segunda Federación, Slavy comenzó a mirar al fútbol profesional desde aquellos cuatro años de formación, sí, pero también de exposición. Nadie que no viera un partido del Huesca pasaba por alto al luchador, bregador y talentoso ‘7’ oscense. Era diferente porque era completo. Estaba llamado a hacer carrera siempre que supiera elegir bien su camino.

La salida de su Huesca natal no fue fácil. Su paso por el Valencia CF, tampoco. Su llegada a Valladolid fue exigente y su lesión de rodilla, un mazazo. Ciertamente, aquel joven y extraordinario jugador que destacaba en el Estadio de San Jorge de Huesca cada dos semanas ha tenido muy claro dónde quería llegar, pero, de la misma forma, no ha sido fácil hacerlo.

Delantero diferencial en el Real Valladolid Promesas de Julio Baptista y, desde hace poco, cuarto delantero de José Rojo, Pacheta, en el Real Valladolid de LaLiga SmartBank, Slavy ha llegado dónde quería. Ahora le quedan varios pasos por dar, pero sobre todo para confirmar que todo aquello conseguido, expuesto y sufrido desde aquella temporada 2014/2015 merece el fútbol profesional, como tantas y tantas veces le dijeron.

𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte