La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Preguntas pucelanas

¿Cuánto afecta la temporada pasada sobre la actual?

Con la llegada de José Rojo, Pacheta, al Estadio José Zorrilla y con el inicio de la nueva temporada se habló de las exigencias clasificatorias del Real Valladolid. El conjunto blanquivioleta asumía que esta temporada debía conseguir un buen número de victorias. Un equipo que llegaba tras conseguir sólo cinco partidos ganados de 38 debía obtener, unos meses después, un mínimo de 20. Los pucelanos pasaban de un porcentaje del 13% de victorias a exigirse, como poco, un 50%. La variación era importante y exigente, pero el burgalés en ningún momento dijo que fuera imposible y que el pasado fuera un lastre para esos objetivos.

Pacheta quería conocer al vestuario, detectar sus problemas y localizar sus carencias. Ahora, tras dos derrotas seguidas y dos encuentros en los que la imagen pucelana ha sido muy pobre, el nuevo entrenador pucelano ha mencionado la temporada pasada y el lastre que supone ésta para muchos de sus jugadores. Sin ser una afirmación nueva en él, ya que la comentó tras la victoria (2-0) ante el Real Zaragoza por el miedo a ganar que tuvo el equipo, los últimos días sí que han sido momentos cruciales para que Pacheta señale la herencia que recibió de la temporada pasada y el lastre que aún sigue suponiendo en el equipo.

Ampliando lo escrito en las últimas horas en ElDesmarque Valladolid, lo vivido en la 2020/2021 obviamente que limita las posibilidades pucelanas en la temporada, pero de una forma muy puntual y concreta. El equipo aún tiene debilidades y miedos pero todo lo que supone la temporada pasada es un pequeño matiz sobre el camino de esta nueva temporada. En un mundo y en una sociedad acomplejada, vivir más pendiente del pasado que del presente o de la exigencia es lo habitual. El Real Valladolid, cuando vienen mal dadas, también lo hace. Lo demostró la temporada pasada. El Pucela es un Club que se debe alejar de las excusas pero que no consigue hacerlo. ¡En ningún departamento!

Mediocridad
Ahora está claro que el equipo descendió por no destituir a Sergio González. Curiosamente, el mismo sector que lo tiene claro con el tiempo y el resultado no supo afrontar la situación en su momento e, incluso, aprobó y forzó para la renovación del catalán hasta 2022. De la misma forma ha ocurrido en los últimos días. David Espinar, para justificar la llegada de Paulo André al Real Valladolid, criticó a Miguel Ángel Gómez, al que el Club renovó y al que no destituyó hasta los resultados. Pese a que la dirección deportiva estaba «dejada de la mano de Dios», según aseguró la mano derecha de Ronaldo Nazário, Gómez no fue destituido hasta el descenso. Con el resultado se evaluó su trabajo. Antes, no, pese que, supuestamente, se tuviese claro que era malo.

El error es mayúsculo y muestra un estilo de proceder lleno de complejos y miedos a los que, obviamente, se suma el equipo. El Pucela es, como ya venía siendo en las últimas temporadas, un equipo sin personalidad ni carisma. Es imposible que lo tenga cuando sus jefes y sus departamentos superiores aprovechan cualquier situación para buscar y defender la excusa. Ante ello, espero que Pacheta sea diferente y entienda que la temporada pasada condiciona, pero sólo eso.

Los meses que el equipo estuvo sin ganar, los números del equipo de Sergio González, la debilitación que vivieron varios de los jugadores pucelanos y el rostro que tiene este vestuario influyen en la temporada 2021/2022. ¡Claro que influyen! Debilitan y condicionan, pero sólo eso: detallan el día a día. El Real Valladolid no se puede centrar en lo pasado para justificar el presente y, ni mucho menos, para mirar al futuro. Pacheta debe crear un equipo ambicioso que crea en él y en su discurso. Si no lo hace será su responsabilidad y no por lo vivido la temporada pasada. Él, con su proceder y su día a día, debe convencer de que lo pasado es pasado y que su equipo sólo mira, se centra y se debe al futuro.

𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte