La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Reflexiones express

Sergio González no hubiera aprobado su propia gestión

Dándole vueltas a la situación del Real Valladolid y, sobre todo, a la rueda de prensa de Sergio González en el Estadio de Mendizorroza, este martes, en la tertulia de Radio Marca Valladolid, dejé una pregunta en el aire: ¿Qué pensaría el Sergio González jugador de la rueda de prensa del Sergio González entrenador en Vitoria? Creyendo que el entrenador blanquivioleta siempre analiza la situación y prepara la gestión desde lo que él ha vivido o lo que le gustaría que hiciera un entrenador que él tuviera porque, en gran parte, sigue mirando la actualidad desde el prisma de jugador, creo que la reacción del catalán sería otra bien distinta.

Imaginando un poco más e, incluso, divagando, tras la tertulia vislumbré un contexto más amplio de la situación y una gestión similar a la que Sergio hizo en Vitoria cuando aseguró, con otras palabras, que él marcaba un camino y que el equipo no lo seguía. Bajo ese prisma, he imaginado a Sergio González en el Levante UD. Tras una exitosa carrera deportiva, con 11 partidos como internacional incluidos, el actual entrenador pucelano cerró su carrera en el Estadio Ciudad de Valencia. Al equipo valenciano llegó con 404 partidos en LaLiga Santander. Un total de 523 contando Copa del Rey, Champions League, Copa de la UEFA, Supercopa de Europa e Intertoto. En definitiva, una larga carrera.

Sergio, como asegura ahora, sabe «de qué va el fútbol». Lo sabía antes y lo sabe ahora. En aquel momento «sabía» más de Primera división que, incluso, su entrenador: Luis García Plaza. El actual preparador del RCD Mallorca vivía entonces su primera temporada en la élite. Con una diferencia de sólo cuatro años, el madrileño era el entrenador del actual preparador pucelano. Con todos esos condicionantes, creo que Sergio González no hubiera aceptado una situación como en la que él ha colocado a sus jugadores en las últimas horas tras su comparecencia en Vitoria.

Privacidad selectiva
Señalar directamente a los jugadores es un error. Hacerlo después de asegurar, como un tópico futbolístico, que «lo que ocurre en el vestuario se queda en el vestuario», muestra lo perdido que está Sergio González pero, también, la grieta que hay con el vestuario. El catalán ha mostrado dudas en las últimas semanas y, desde Vitoria, la certeza de que no está cómodo.

En Mendizorroza confesó que tiene muchas incógnitas sobre cómo debe gestionar al equipo. En esa faceta en la que él siempre se ha visto solvente, patinó. No fue por error, porque aquéllo estaba pensado, y sí por el miedo al ver que la situación le ha superado hasta el punto de crear una situación que él nunca hubiera aprobado de un entrenador en las 15 temporadas en las que compitió en LaLiga Santander

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.