La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Preguntas

¿Salvó Jordi Masip a Sergio González de la destitución?

«Me hace gracia que se dude de las cualidades de Masip, que siempre nos ha dado garantías. Parece que no ha parado nunca». Estas fueron las declaraciones de Sergio González en Radio Marca Valladolid el 21 de enero en una amplia entrevista. El entrenador catalán defendió al portero y éste se lo ha devuelto con el que, quizás, sea su último gran servicio futbolístico y de relevancia para y por el preparador. Ésta es la sensación que ofrece el hecho de que Sergio González no haya sido destituido después de la derrota (1-0) ante el Deportivo Alavés.

Siendo éste un nuevo fracaso deportivo del Real Valladolid y un nuevo descenso en las credenciales y posibilidades pucelanas de revertir la situación, el problema está, nuevamente, en que los análisis se quedan con lo más visual y en esta ocasión parece que se entiende que la derrota en el Estadio de Mendizorroza fue por la mínima cuando, en realidad, fue mucho más. El problema de caer ante los de Abelardo Fernández no está en ese resultado tan corto. La situación es tan triste que éste no es el principal problema. La imagen y lo poco que ofreció el equipo es la base que debe preocupar.

El equipo no estuvo al nivel del rival, del tamaño del partido ni de la relevancia de su situación. Por ello, y tras leer el análisis de @MigRuizRuiz sobre el partido, he llegado a pensar que Sergio González quizás no ha sido destituido por el partido de Jordi Masip y el hecho de que el equipo no fuera derrotado con mayor claridad y rotundidad en el resultado. Pese a la que la imagen, la sensación, la propuesta y la respuesta del equipo fue muy pobre en este duelo, el resultado puede engañar y blanquear a un Real Valladolid que se quedó a un tanto de sumar en Vitoria pero que estuvo muy lejos de conseguir ese gol.

Recordando la etapa de Luis César
Esa pequeña diferencia es muy grande. Fue sólo un gol lo que pudo hacer que el análisis fuera diferente y que el Real Valladolid sumara un punto en Vitoria. Con el gol hubiera llegado el empate y con el punto, un análisis muy diferente de una situación que Jordi Masip parece blanquear de la misma forma que Jaime Mata hizo en la etapa de Luis César. El gallego fue destituido cuando el Real Valladolid estaba undécimo en la clasificación pero cuando, numéricamente, estaba a sólo tres puntos de la zona de play off.

La suya no era una situación de números. Era una realidad de declive que sólo Jaime Mata no hacía insostenible pero que, realmente, ni el buen hacer del delantero conseguía edulcorar de una forma real. De la misma forma ocurrió este viernes. Sólo la actuación de Jordi Masip en Vitoria, con dos grandes intervenciones, hizo que el Real Valladolid no fuera humillado en el Estadio de Mendizorroza cuando, realmente, hay que entender que el duelo muestra todas las miserias de un equipo tan debilitado como aquel en el que entró Sergio González hace casi tres años.

𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte