La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Opiniones pucelanas

Luis Pérez crea un halo de esperanza en su situación

El inicio de temporada no fue sencillo. No lo fue por muchos aspectos. Todo se juntó y acumuló para un Real Valladolid que no encontró los puntos de crecimiento ni de estabilidad que necesitaba. Faltaba «trabajo» pero las prisas competitivas llevaron al cuerpo técnico que dirige Sergio González a buscar rendimiento inmediato. En un inicio fue con un «atajo» deportivo que tuvo poco recorrido pero, posteriormente, fueron decisiones deportivas. Así creo que se tomó la decisión de apostar por Pablo Hervías en el lateral derecho, por ejemplo.

Diferentes decisiones llevaron a ver que el Real Valladolid miraba al corto plazo. Necesitaba una inercia y un colchón para poder afrontar el futuro con ciertas solvencia. Algunas de esas credenciales han llegado con diferentes resultados y la situación es diferente. Sergio puede mirar con más naturalidad a la realidad de un equipo que ha estado jugando en una fase concreta de la temporada sin un lateral derecho específico. El problema de no usar un lateral propio es el análisis condicionado que queda de la situación y del rendimiento en cuestión.

¿Ha hecho Pablo Hervías un mal rendimiento de lateral derecho? No. En absoluto. ¿Es la base para que el Real Valladolid pueda crecer? No. Pablo Hervías no es lateral y, muy posiblemente, no lo pueda ser. Detalles tácticos, perfilaciones, toma de decisiones en situaciones en campo propio o acciones como la que sucedió en el gol anulado al Valencia CF este domingo dejan confirmado que lo suyo fue una aportación buena pero concreta que no tiene mucho más recorrido, todo lo contrario de lo que le ha pasado a Luis Pérez.

Enorme madurez
El ‘2’, marcado desde sus primeras aportaciones por fallos de contundencia, ha firmado en los dos últimos partidos un halo de esperanza que le hace ser visto como el lateral derecho que es y el jugador del potencial que se le presupone. Al de Utrera le ha acompañado en sus primeros meses en LaLiga Santander la etiqueta de «mejor lateral de Segunda la temporada pasada» con la que se le señaló al llegar a Zorrilla. Sin ese punto de partida y actuando desde uno más real para un debutante en la élite, Luis Pérez ha firmado dos esperanzadores encuentros.

Desde una madurez brillante al verse superado por hasta tres compañeros en el puesto y dejando atrás la vitola de ‘suplente’, Luis Pérez ha firmado 171 minutos de nivel. 171 minutos de lo que debe dar un lateral derecho, aquél que, en su caso, tiene un potencial de enormes cualidades físicas y técnicas. Más hecho ya a la categoría y sin etiquetas que defender o de las que desprenderse, el ‘2’ del Real Valladolid es un jugador interesante que, por fin, ha roto su cáscara.

Llegando a valorarse la opción de situarlo en el mercado, las últimas dos participaciones ligueras del jugador dejan una esperanza en saber que su fichaje fue acertado y que, ahora, son sus tiempos. Llega su oportunidad porque se han dado algunos de los contextos y las herramientas para que su juego aparezca como debe hacerlo. Desde ellas se ha visto su mejor versión y con ella se cree, nuevamente, en su potencial.

𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte