La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Corta y al pie

Getafe: Una victoria de calidad, vestuario y potencial

Sergio González aseguraba en la rueda de prensa posterior al partido que él es un entrenador «comedido». Creyendo que en la gestión de los partidos y, sobre todo, en sus declaraciones es un preparador que no suele mostrar mucho sus sensaciones, la comparecencia posterior a la victoria en el Coliseum Alfonso Pérez confirmaba que el partido era para estar contento. El entrenador estaba feliz porque se había conseguido una victoria de triple valor.

Analizando siempre desde el cómo, el duelo ante los de Pepe Bordalás deja la sensación de que por el camino de Getafe se van a conseguir muchas victorias pero, sobre todo, que con los protagonistas del duelo se va a estar más cerca de los objetivos. Siempre he sido y seré un gran defensor de este equipo, de este vestuario, de su potencial y de los fichajes realizados este verano. El actual Real Valladolid es mejor que el de otros años y, por ello, la exigencia debe ser otra.

No vale lo que se consiguió en temporadas atrás pero, tampoco, cómo ni con quién. El Real Valladolid debe apostar por los jugadores que mejor estén y que mejor rindan. No es cuestión de «buenos «y «malos», es cuestión de momentos y perfiles. El Real Valladolid de las últimas temporadas no ha tenido jugadores como Roque Mesa y Jota Filipe. El grancanario y el portugués son lujos para un equipo como el banquivioleta y ambos son activos que no se pueden desaprovechar como se ha hecho en diferentes fases de la temporada.

Ni ellos, ni Kike Pérez ni, por ejemplo, Shon Wiessman. Este Real Valladolid es mejor que el de otros años. Nadie lo puede negar. Ningún análisis honesto lo puede hacer. El equipo tiene un ‘9’ que Club y entorno demandaban desde hace temporadas, entre otras grandes necesidades y peticiones. Este equipo tiene cualidades y potencial para ser ambicioso y para buscar nuevos techos y para dejar atrás en el 2021 el discurso de la mediocridad que parece acompañar al equipo.

Pequeños pero importantes éxitos
Comenzar el año con una victoria era importante. Salir de la zona de descenso y olvidar los últimos 180 minutos de juego, determinante. El Club y el entorno necesitaban estos tres puntos; pero el grupo, mucho más. La victoria es doble por las hechuras futbolisticas con las que se ha conseguido pero, incluso, triple por quiénes la han firmado. Sumar esta relevante victoria sin Sergi Guardiola, Rubén Alcaraz, Joaquín Fernández, Fabián Orellana, Óscar Plano y Marcos André en el once titular no es cuestión sólo de que la línea entre «titulares y suplentes» sea pequeña sino, también, de que esos «suplentes» son válidos pero que en el fútbol todo tiene un proceso y un contexto.

En este deporte y, sobre todo, en el momento en el que está el Real Valladolid la receta no es «ganar por ganar». Sergio González debe crear el «camino», como aseguraba en la previa, «sin prisa» pero con ambición y coraje, aquéllos que lleva a poner a los que mejor están, los que mejor rinden y a los que mejor definen los contextos desde los que el Real Valladolid puede conseguir más victorias.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.