La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Preguntas pucelanas

¿Se juega Sergio crédito en las dos próximas jornadas?

Colistas, sin victorias en cinco jornadas, con el recuerdo de la dura derrota (1-2) ante la Sociedad Deportiva Éibar, con las dudas por el cambio de estilo y con dos encuentros ante hipotéticos rivales directos en el horizonte más próximo. La realidad del Real Valladolid y de Sergio González está en una fase importante, aunque quizás no tanto como se quiere vender. Los pucelanos necesitan ganar, sí, pero no a cualquier precio. Deben asentar su modelo de juego para no ganar ‘finales’ en el mes de octubre y sí partidos durante todo el año.

Asentando ese modelo y estilo de juego, el Real Valladolid estará en posición de ganar muchos más partidos que esas ‘finales’ del primer séptimo de la campaña. Pese a que la idea que pueda tener el Club no sea la de hacer ‘finales’ de estos partidos, el crédito de Sergio González puede verse resentido de no ganar los dos próximos partidos o como poco de no obtener cuatro puntos en los próximos encuentros ante la Sociedad Deportiva Huesca y el Deportivo Alavés.

El nivel de miedo que existe en el entorno blanquivioleta al ver al equipo colista y tras la derrota ante José Luis Mendilibar, sin mirar en exceso por qué ocurrió esa dura derrota, se podría aumentar de no conseguir sumar en los dos siguientes encuentros un buen número de puntos. La crispación crecería, las ganas de volver al estilo anterior se potenciarían y la desconfianza sobre Sergio González explotaría. El Real Valladolid necesita ganar pero no se debe dudar en estos momentos de la figura del entrenador por dos resultados sorprendentes ya que hasta la fecha sólo se ha firmado un marcador inesperado.

Las formas, la propuesta, la respuesta…
Ante el Éibar se perdió y esa derrota ha roto todos los esquemas resultadistas que se hacían sobre el equipo. Sin mirar qué le faltó al Pucela en ese duelo y por qué respondió tan mal tras la expulsión de Pape Diop, el análisis se debe centrar mucho más en el juego por ser ese el que lleva a los resultado. Así, y sólo viendo y analizando los partidos, entendería una perdida de confianza en Sergio González.

El Real Valladolid está en un momento importante de la temporada y de su proyecto. Los pucelanos están en una fase de transición en el que cómo se juegue y cuánto se evolucione es capital. Lo es para pensar en el futuro y, en mi caso, para cuestionar a Sergio. Ganar, por ejemplo, como se hizo la temporada pasada en el Estadio Benito Villamarín no es el camino que necesita el Real Valladolid ahora. En otros momentos, sí.

Ese partido fue malo y el Pucela sufrió mucho ante un rival en inferioridad durante más de 80 minutos. Por el futuro y no por un alimento pobre, los de Sergio González deben ganar en Huesca con credenciales y hechuras de equipo. Con ellas se podrá mirar al futuro con determinación y con confianza sobre Sergio González, un entrenador que desde hace semanas quiere dejar a un lado los resultados y centrarse en el proceso del equipo y en la base que los blanquivioleta están gestionando en estos meses para la temporada, algo que debe ir más allá de un resultado en la sexta jornada y en la confianza en un entrenador por un error en un centro lateral.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.