La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Los fichajes, en el césped

Un plus definido y concreto para el centro del campo

El Real Valladolid esperaba hasta el último momento del mercado de fichajes para cerrar su plantilla y para obtener ese centrocampista que completara las posibilidades de Sergio González. La apuesta es sobre Roque Mesa, un futbolista conocido en el fútbol español y con un importante bagaje dentro de LaLiga Santander, aquéllos rasgos que ha conseguido dentro de un estilo muy concreto. El nuevo futbolista pucelano es un jugador que necesita el balón no sólo para rendir sino para acercarse a la mejor versión de su juego.

El grancanario es un futbolista de determinación y calidad que tiene varias de las condiciones que necesita el Pucela. Es cierto que en base el equipo es débil en campo rival y que en él debe ofrecer más garantías. El Real Valladolid debe tener calidad para construir pero, también, para llegar. En muchas ocasiones llega con pocos efectivos al campo y al área contraria y, ahí, Roque Mesa puede sumar mucho. Receptor para la salida en campo propio y llegador en campo rival, Roque Mesa aumenta las posibilidades pucelanas

Pese a que su mejor nivel se produce en un contextos determinados y concretos, el ex del Sevilla FC o CD Leganés, entre otros, suma vocación de llegada y construcción al Real Valladolid. Partiendo siempre desde un pase hacia adelante, la propuesta de Roque Mesa debe ir acompañada de líneas por delante del centro del campo. En una versión replegada y muy marcada para vivir en campo propio, el nuevo jugador pucelano no destaca. Por cualidades físicas y técnicas, el grancanario necesita tener dominado el balón para poder sumar.

Con un importante manejo de las dos piernas, Roque Mesa llaga al Estadio José Zorrilla para ser el líder del centro del campo blanquivioleta. Él debe sumar carisma, lectura y transiciones. Lo debe hacer, siempre, desde la participación en todas las circunstancias del juego. El centrocampiosta no tiene problema en ser encomendado para generar superioridad en la salida, de la misma forma que tiene suficiente llegada a las inmediaciones del rival. Roque Mesa es, sin un golpeo de balón fuerte, una futbolista del perfil de Rubén Alcaraz. Es ese tipo de jugador al que el entrenador etiqueta.

Determinación con balón
El ’14’ blanquivioleta tiene cualidades para cubrir los dos perfiles de juego que tanto delimita Sergio González. Pese a estar siempre enclaustrado en campo propio, el catalán tiene llegada y fuerza para ser determinante en campo contrario. Con Roque Mesa pasa algo parecido. Él está definido y lo estará por Sergio para dar un plus en campo contrario pero él puede generar muchas superioridades en campo propio. 

Con personalidad y carisma para asumir peso en cualquier tipo de funciones en el centro del campo, el esquema de un doble pivote ayuda mucho a la explotación de las posibilidades de Roque Mesa, igualmente que lo hace la variante de jugar con un enganche. Con ese factor en el juego interior, el Real Valladolid obtiene una salida más limpia que, ahora, gana en claridad, fuerza y último pase con el noveno fichaje. El plus final a la plantilla blanquivioleta llega con un jugador dotado para dar ese pase final que necesita el equipo pero, sobre todo, ese primer pase y ese inicio del juego que cuesta al Real Valladolid.

Si Sergio pedía tener claridad en las primeras fases de la construcción y en la lectura del primer pase tras el robo, Roque Mesa es capital en ello. El nuevo jugador del Real Valladolid necesita el balón para destacar y ser protagonista. Causalmente, todas las necesidades y mejoras que debe ofrecer el equipo blanquivioleta llegan desde la construcción, la respuesta, la propuesta y la personalidad, aquéllo que marca el estilo del nuevo jugador del Pucela. Es cierto que su nombre ha bajado credenciales en los últimos años pero, tan verdad como ello, es cierto que tiene parte de las cualidades que el Pucela puede necesitar para ser menos previsible, más llegador y más protagonista.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.