La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Opiniones pucelanas

Budimir eliminaría excusas pero potenciaría exigencias

A la hora de analizar no se busca dar nada por sentado y siempre se matiza todo desde términos como «hipotético» o «supuesto». Por ello, y pese a que Marina Marcos aseguró el interés del Real Valladolid por Ante Budimir hace semanas, el nombre del croata siempre ha estado sujeto a puntualizaciones como las entrecomilladas. Cuestión de fútbol y del mercado de fichajes. No se quiere categorizar salvo que uno de los protagonistas hable, tal y como hizo Sergio González este jueves sobre Ante Budimir.

Tras las declaraciones del entrenador del Real Valladolid en la previa a la visita al Real Betis, el nombre del delantero croata ya está fijado de forma inamovible en la agenda y en la actualidad blanquivioleta. Con ello y sabiendo qué tipo de perfil de ‘9’ es, el momento me invita a analizar qué credenciales puede ofrecer al juego vallisoletano y cuáles son sus contextos para mostrar su mejor versión y rendimiento. Destacando que sigo pensando que el Real Valladolid no necesita un cuarto delantero por las peticiones y demandas de los tres puntas ya presentes en el equipo y por el éxito y la necesidad de la variante de jugar con enganche, la inversión que exige el RCD Mallorca por el croata parece elevada.

Entre cuatro y seis millones de euros es el precio sobre el que se podría cerrar la operación. Una cifra alta pero que en gran parte es lógica. Con 13 goles anotados en la temporada pasada, el equipo bermellón quiere explotar al máximo el momento de Budimir. El ’22’ de su última temporada anotó más de una docena de goles y vive, como Shon Wiessman, en un momento dulce de su carrera. Es el punto álgido de Budimir y RCD Mallorca y Real Valladolid se quieren aprovechar. Uno para hacer caja y otro para asegurarse un rendimiento ofensivo y goleador.

Con 29 años recién cumplidos, el jugador quiere seguir en LaLiga Santander y los baleares lo saben y lo buscan. La venta es una operación redonda para ellos tras año y medio exitoso en tierras mallorquinas. Saben que tienen que aprovechar el momento y sacar el mayor rédito posible al interés blanquivioleta. Unos quieren sacar lo máximo por el jugador y los otros, potenciar su ataque con 190 centímetros, dominio del área, fuerza en el remate, juego aéreo y control del área. En definitiva, una versión más de área y experimentada que Enes Ünal.

Expectativas y exigencias
Sumándole, además, el control para los penaltis, factor diferencial para el turco, el Real Valladolid está apresurado en cerrar un delantero que lleve al equipo a poder mantener la línea defensiva adelantada. Con el equipo más centrado en funciones de presión que de defensa, Sergio pide un jugador que sepa sujetar al rival en su campo. La presión y la fuerza de Ante Budimir exigirá mucho al equipo rival en la salida de balón. Debilitando la propuesta rival, en ataque el jugador tiene condiciones de gran nivel y que gustan más a Sergio que al propio Real Valladolid.

Con juego de espaldas a portería rival, facilidad para atraer marcas, grandes movimientos para el disparo y potencia para el golpeo, Ante Budimir complementaría las transiciones de Marcos André, las segundas jugadas de Shon Weissman y la velocidad de Sergi Guardiola. Se potenciaría el ataque, sí, pero a la vez, se aumentaría la competitividad con un jugador que no necesitaría la aclimatación de Weissman. Capacitado para sumar desde el primer día, Budimir llegará o llegaría al Real Valladolid con petición de minutos y necesidad de un peso relevante en el equipo. Sería un nuevo reto para Sergio tras una operación que, actualmente, está marcada por el interés de las tres partes.

Pese a que Luis García Plaza tenga que vender lo que hizo este viernes tras su enfado por la poca implicación del jugador en la dinámica balear, la realidad es aquella que dice que el RCD Mallorca quiere dar salida al jugador con mejores números de una temporada con descenso y que, económicamente, puede dotar de mucho fuerza al Club. Esa situación invita al Real Valladolid a potenciar más su ataque pero, también, a aumentar sus exigencias ofensivas, aquéllas que con Budimir perderían las excusas y los argumentos de las dos últimas temporadas: la inexperiencia y la inversión.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.