La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Las voces del Pucela

Con ambigüedad, ningún titular saldrá del José Zorrilla

Javi Moyano parecía estar fuera del Real Valladolid este verano. Eso se entendía por lo que se había filtrado y la información que manejaban diferentes medios de comunicación. El capitán blanquivioleta parecía que no iba a continuar en el Estadio José Zorrilla, pero fue titular en el empate (2-2) Braga por delante de Luis Pérez con todo lo que es significaba. Siendo de la partida en el último duelo de pretemporada, la titularidad ante la Real Sociedad era segura, como así se convirtió. Nada parecía tener lógica hasta que este lunes Javi Moyano ha unido todas las piezas.

Durante este verano escribí sobre el hecho de que no entendía la gestión de la situación del jugador. El Real Valladolid no contaba con él pero el propi jugador negaba la mayor, como ha hecho este lunes. «En ningún momento se me ha dicho que no cuente ni que me busque equipo», ha asegurado el capitán en una confirmación que, para mí, es muy ilustrativo de lo que ha podido pasar y de las varias interpretaciones que hay a una conversación ambigua. No manejo información del tema por lo que me nutro de lo que periodistas del nivel de Arturo Alvarado manejan. El pasado lunes, en la tertulia de Radio Marca Valladolid, aseguré que entendía que los términos con los que se le había dicho al jugador que no se contaba con él no eran contundentes.

Arturo, con información y manejando una entrevista con Miguel Ángel Gómez sobre el tema, aseguró que a Moyano se le había comentado su situación de la misma forma que a Antoñito Regal, por ejemplo. Con esa información y la realidad, lo que parece claro es que el Real Valladolid ha diseñado una planificación igual que la de la temporada pasada. Gómez aseguró en el verano de 2019 que pese a contar con dos laterales, el Club quería uno más. Se informó a Moyano y Antoñito del interés por cerrar un jugador como Pedro Porro. Quizás, antes de iniciar esta temporada, se hizo igual y claro, uno lo aceptó tras jugar más de 2.200 minutos y otro, con apenas 1.000, no. Lógico.

Necesitando rotundidad
Buscando siempre «el equilibrio», respetando a los jugadores que han llevado «al equipo hasta dónde está» y queriendo «buen ambiente» en el día a día, tal y como han asegurado Gómez y Sergio en palabras textuales, ninguno ha sido lo rotundo que pedía esta situación sabiendo que la etapa de Javi Moyano había terminado en el Real Valladolid. Vistas, que no sólo escuchadas, la declaraciones del jienense este lunes, los dirigentes deportivos del Club quedan en duda o, al menos, sus declaraciones. Al menos queda claro que han sido tan ambiguos con el jugador como en sus declaraciones  y lo cierto es que en esta situación el único que ha hablado claro ha sido el jugador.

Ni Gómez ni Sergio han declarado tajantemente cuál es la intención o decisión del Club. Ambos han dado evasivas para no dar nada por sentado, todo lo contrario del jugador que ha sabido jugar sus cartas y realizar un discurso tan medido y preparado como certero para su situación. Moyano se ha protegido para el año de contrato que le queda en el Real Valladolid de una forma tan inesperada como brillante.

Tras estas declaraciones, Javi Moyano va a seguir en el Real Valladolid. Nada hace pensar lo contrario en ningún aspecto. Cumplirá el año de contrato que le queda y el próximo 30 de junio hará las maletas tras seis temporadas en el Estadio José Zorrilla. Cerrará una época gloriosa para él, aquélla que le ha costado cerrar en muchos momentos. Es normal, como blanquivioleta, el ’17’ ha vivido la mejor etapa de su carrera y no lo iba a terminar de no ser que los hechos y las declaraciones fueran rotundos. Con ambigüedad y titularidades, nadie sale de LaLiga Santader.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.