La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Linternazos

El porqué de la ventaja de Masip con Roberto Jiménez

Buscando competencia para Jordi Masip, fijo en la portería del Real Valladolid en las tres últimas temporadas, el club blanquivioleta ha apostado por Roberto Jiménez. El madrileño es sobradamente conocido en el mundo del fútbol. Con su bagaje en España y en países como Grecia, Portugal o, incluso, Inglaterra se sabe cómo es el nuevo cancerbero pucelano. Futbolísticamente se conocen cuáles son sus cualidades y que estas son similares a las de Jordi Masip. Dando por hechos esos rasgos, es cierto que el madrileño tiene un forma diferente de defenderlos. 

Definiendo al ‘1’ blanquivioleta como un portero ciertamente regular y con pocos picos, ya sean buenos o malos, Roberto es todo lo contrario. Jordi Masip, en los tres años que lleva en Valladolid, se ha definido como un activo de nivel que se mantiene muy equilibrado. Ha vivido malos momentos, es cierto, pero siempre ha sido mínimamente estable y regular en sus 117 participaciones pucelanas. Si bien no conoce picos muy bajos, tampoco ofrece grandes rendimientos por encima de su propia media.

La regularidad es el punto que más ha podido definir a Jordi Masip en estos tres años. Sin poder saber con exactitud si ha sido esa regularidad la que ha conseguido la seguridad que tiene Sergio González en él o al revés, siendo la confianza la que le ha dado la seguridad, el Club, ahora, apuesta por otro perfil personal, que no tanto futbolístico, muy diferente.

Si bien es verdad que ambos jugadores se muestran seguros en propuestas replegadas y destacan ante la respuesta para el contragolpe, la forma de rendir es diferente. Roberto no tiene esa regularidad que define a Jordi Masip al poseer elevados picos de rendimiento. El nuevo portero del Real Valladolid es una caja de sorpresas. En una misma temporada es capaz de no tener confianza y rendir de forma excelente al cambiar de equipo y de contexto. De la misma forma, en unos meses puede ser un portero de poca confianza como ser un jugador con gran seguridad para su defensa. Es cierto que con esos altibajos se ha ganado el nombre que tiene, pero éste es un estilo que choca con la propuesta de Sergio.

La ventaja de Jordi Masip
La doble cara de Roberto ha marcado su carrera. Ha sido capaz de ser un muro infranqueable tanto como ser un jugador desesperante. Capaz de lo mejor y de lo peor, su irregularidad es un perfil que no parece cuadrar mucho con Sergio González. En esos partidos de pocos errores y pocos sustos que propone el preparador pucelano, donde se quiere minimizar el error al máximo, Roberto tendrá dificultades para rendir. El perfil discreto que pide el actual entrenador pucelano para la parte más defensiva de su esquema, no cuadra mucho con el nuevo fichaje. 

El propio Sergio ya ha dejado en el aire que es Masip el que parte con cierta ventaja sobre Roberto en estos momentos.  El legado que defiende es importante. Tres objetivos en el bolsillo son un registros innegables para un catalán que es un portero discreto, ciertamente regular y de perfil bajo en la competición. Sin una palabra más alta que otra y con la discreción por bandera, Sergio cree que Jordi Masip es su portero y mucho tiene que ocurrir para que los riesgos que Roberto Jiménez asume le lleven a reducir la ventaja que tiene Masip sobre él. Un clima muy favorable para él y desde muy pronto ayudarían a que Roberto supere al portero perfecto para la idea de fútbol de Sergio. Sin esos condicionantes, la ventaja, como poco, se mantendrá.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.