La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Los partidos, en frío

Simplemente un análisis periodístico y futbolístico más

Ganar, exitoso. Perder, fracasado. Parecen sinónimos pero, para mí, no lo son. Entiendo que un presidente o un director deportivo tengan una visión a corto plazo y puramente resultadista, pero no el entorno. Al menos, entiendo que su visión y análisis no deben estar centrados sólo en los marcadores. Por ello no creo que la clasificación final del Real Valladolid en LaLiga Santander y la victoria (2-0) ante el Real Betis deban cambiar el análisis de la temporada. El éxito o no éxito de la temporada, según opiniones, no debe estar marcado por ganar a los béticos o por quedar en decimotercera posición. Sinceramente, no. Para mí, no.

Sin querer e, incluso, sin poder hacer un análisis profundo y detallado de un partido sin excesiva historia, como ya ocurrió en la derrota (3-1) en el Estadio de Ipurúa, el duelo ante los béticos dejó más opciones de un análisis posterior que en directo. Por juego y fútbol, el encuentro no dejó destellos importantes ni tendencias relevantes. No hubo detalles para un análisis futbolístico del juego de 90 minutos pero sí debe haberlo para la temporada. Entiendo que motiva ver al Real Valladolid en el puesto en el que ha terminado y comprendo que hay que elogiarlo, pero sin perder la perspectiva ni elevar los elogios como se ha hecho en las últimas fechas.

Siempre me ha gustado el fútbol, siempre me ha gustado opinar y siempre me ha gustado el respeto. Desde ellos doy mi opinión sobre una temporada que me gusta mirar desde conceptos periodísticos y futbolísticos. No sólo clasificatoria. No comparto la acción/reacción para opinar y analizar el fútbol. Siempre me enseñaron que  tengo que dar una opinión honesta, que no objetiva, e independiente. El entorno blanquivioleta y Sergio González piden y casi hasta exigen elogiar la temporada con tintes históricos, pero yo no creo que haya que hacerlo. Independientemente de la victoria ante el Real Betis y del puesto que ésta genera.

La necesidad del tiempo
De la misma forma que el análisis por la victoria no cambia mi opinión, una derrota tampoco lo hubiera multiplicado. Esa división es la que marca el análisis injusto e inmerecido que en muchas ocasiones llega a pedir un Sergio González que ha sacado un rendimiento muy alto de muchos de sus jugadores pero que se ha equivocado con el discurso en las últimas semanas. Queriendo potenciar la competitividad mostrada por el equipo, el análisis no puede cambiar por una victoria.

Como siempre, será el tiempo el que marque el puesto de esta plantilla esta temporada. Actualmente es bueno, sí, pero mi análisis no me deja ver lo conseguido como el éxito que Sergio González quiere. De la misma forma que las rotaciones de la derrota (1-0) en el Wanda Metropolitano me dejaron un regusto en el inicio y otro con el tiempo, la temporada 2019/2020 tiene un análisis ahora y otro en un tiempo pero ambos, lejos de la victoria ante un Real Betis patético, desangelado y roto y no porque el Real Valladolid fuese mejor.

𝟭𝟵𝟴𝟴. 𝘗𝘦𝘳𝘪𝘰𝘥𝘪𝘴𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘱𝘰𝘳𝘵𝘪𝘷𝘰 𝘺 𝘦𝘯𝘵𝘳𝘦𝘯𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘜𝘌𝘍𝘈 𝘗𝘙𝘖. Creo que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 llevo entrenando equipos y escribiendo sobre cómo entiendo este deporte