La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Opiniones pucelanas

Los números de Sergio González son incuestionables

Sergio González forma, desde hace ya diez jornadas, parte del Top 10 de entrenadores que más partidos llevan al frente del Real Valladolid. Superando a Antonio Barrios, que dirigió al Pucela en tres etapas distintas entre los años 1947 y 1969, el catalán es una parte importante de la historia blanquivioleta y ya no sólo por el ascenso del 2018 y la permanencia de 2019. Su legado ya es, también, en partidos ligueros en el banquillo.

En este vertiginoso reinicio de la temporada, Sergio superará a un Miroslav Djukic que, actualmente, ha dirigido dos encuentros más que él. El serbio estuvo al frente del Pucela entre 2011 y 2013, firmando un ascenso y una permanencia sin grandes agobios que le sirvieron para ser el último gran referente en los banquillos hasta la llegada del entrenador catalán. Djukic comunicó que no continuaría en el Club antes de finalizar la temporada 2012/2013 y la imagen e, incluso, la labor en esa temporada quedó un poco deslucida. Vivir tranquilo las últimas jornadas parecía tener poco valor en aquel momento. Meses después se consumó el descenso de categoría con Juan Ignacio Martínez al frente.

Volviendo a este Top 10 y a los números que estos preparadores ofrecen, cabe destacar que tras el empate (1-1) del Estadio Sánchez-Pizjuán, Sergio González se ha convertido en el entrenador con el ratio más alto de partidos empatados, superando a Pepe Moré. Sobre el catalán sobran las presentaciones. Cuatro distintas y breves etapas hasta que en la campaña 2001/2002 se le brindó la oportunidad de liderar un proyecto. Dos temporadas enteras con un honroso duodécimo y decimocuarto puesto no fueron suficientes para continuar al frente del equipo y el Club buscó dar un salto de calidad con la llegada de Fernando Vázquez. Tristemente, nada fue más lejos de la realidad soñada porque lo que se dio fue un salto al vacío con el descenso del año 2004.

Sergio está asegurado
Ahora es cierto que no parece que Sergio vaya a dejar de ser entrenador del Real Valladolid a final de temporada, pero sí que es verdad que una parte del entorno blanquivioleta parece cuestionarle el juego que ofrece el equipo. Dejando a un lado ese debate, lo que son incuestionables son los números y el hecho de que la calculadora de Sergio funciona a la perfección. La proyección de puntos de esta temporada con respecto al descenso mejora por el momento a la anterior y las últimas jornadas tienen pinta de ser más tranquilas que el agobio final de la temporada pasada. Valorar esto y tener los pies en el suelo puede servirnos para crecer un poco más y con unos cimientos más fuertes. Hay detalles que mejorar, por supuesto, pero también hay contextos muy acertados que no se deben tirar a la basura.

El trabajo (BIG DATA) me llevó a vivir a Madrid, pero siempre mi ciudad en el corazón. De y del Pucela