La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Opiniones pucelanas

Rotaciones para diferenciar más los roles pucelanos

Cuando se iba a reiniciar la competición, desde estas líneas opiné sobre las que para mí eran las cinco debilidades y fortalezas del Real Valladolid de cara a las últimas 11 jornadas. En uno de esos puntos débiles aseguré las importantes diferencias que existen en el plantilla pucelana. Sergio González ha señalado en exceso quiénes son los ‘titulares’ y los ‘suplentes’ y pese a que él, en el análisis previo y posterior al Wanda, haya señalado que la diferencia de unos y de otros es mínima, él mismo potencia mucho esa pequeña fracción, como hizo en la visita al Atlético de Madrid.

Vaya por delante que siempre he creído y creo que el Real Valladolid tiene mucho más potencial en la plantilla de lo que se afirma y defiende desde el entorno, algo que se demostró en el duelo ante el Atlético de Madrid, por cierto. En los primeros 45 minutos, los ‘suplentes’ del equipo, no porque los defina yo así sino porque los minutos así lo demuestran, consiguieron poner en serios aprietos al rival. Lo hicieron desde una versión atrevida y descarada. Presión en campo rival, transiciones rápidas y verticales… El equipo estuvo bien en la primera parte pero, poco a poco, fue perdiendo fuerza y credibilidad hasta caer por un error de José Antonio Caro.

Tristemente, el portero andaluz está señalado por la derrota pucelana. El fútbol profesional entiende de rendimiento, el que no consiguió tener en ninguna fase del partido el portero blanquivioleta y el que beneficia al planteamiento de Sergio. Tras la imagen del Real Valladolid en el Wanda Metropolitano, el planteamiento y las rotaciones de Sergio Gonzalez son aprobadas pero, honestamente, creo que no es por mérito del entrenador sino de los jugadores. ¿Si el Real Valladolid hubiera perdido estrepitosamente en el feudo colchonero, se hubiera elogiado la apuesta y los cambios del entrenador? Obviamente, no. Se hubiera tratado la sobreexposición que se hubiera hecho de unos jugadores sin rodaje y sin un simple automatismo.

Cambiando el esquema base de este equipo, poblando el centro del campo como pocas veces y eliminando a un delantero como casi nunca, Sergio González quiso liberar al equipo de presión para este partido y consiguió hacerlo, sí, pero señalando aún más las diferencias de roles y estatus de este equipo. ¿Qué tiene que pensar Pablo Hervías de este partido, por ejemplo? La titularidad disfrutada y los 90 minutos acumulados por el ’11’ pueden ser leídos por el jugador como una gran oportunidad o, también, como el descanso que se hace para que Óscar Plano llegue fresco a partidos más ‘importantes’. Un enfoque y otro no son iguales y afectan de forma muy diferente en el ’11’.

Una ‘gestión’ larga
Pese a que Sergio quiso eliminar al Real Valladolid de presión en el duelo ante el Atlético de Madrid, él asumió mucho riesgo. Realizó una gestión y tomó importantes decisiones. Sin tener claro a nivel exterior el objetivo de estos movimientos en el once titular, la duda es alta: ¿Sergio quería fortalecer el grupo o señalar aún más a los titulares? El tiempo lo dirá porque el partido ante el Atléti supone una gestión larga. La mejor justicia futbolística posible es confiar en aquellos que rinden y en el Wanda Metropolitano varios jugadores demostraron que se pueden entender bien con el estilo y la propuesta de Sergio y, también, por qué no, con versiones algo más descaradas como la de los primeros 45 minutos.

Yo, personalmente, vería un éxito la visita al Atlético de Madrid si se cumplen ciertos requisitos en las próximas semanas. Si Miguel de la Fuente tiene más minutos, si Matheus Fernandes crece en su relevancia o si Pablo Hervías aumenta su protagonismo, la gestión del Wanda será buena porque en él se habrá fomentado el vestuario. Si por el contrario todo vuelve a la normalidad de duelos como ante el Celta de Vigo, la visita al Atlético de Madrid habrá sido, simplemente, una cura de descanso para aquellos jugadores en los que Sergio confía más. No en términos de ‘titulares’ o ‘suplentes’ sino en minutos y protagonismo.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.