La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Opiniones pucelanas

Desgranando al Real Valladolid: el perfil de Sergio

El actual Real Valladolid es un equipo de autor. El fútbol y la propuesta blanquivioleta tiene a Sergio González como su gran protagonista. Todo se reduce a él o, mejor dicho, todo tiene su base en él. El Pucela es un equipo que mira por lo defensivo, que le gustan los partidos largos y los resultados cortos. A nivel global tiene todo claro y en cuestión de juego, también. Las exigencias de propuesta llevan a ver un equipo definido por el doble pivote, el problema de las transiciones y las sinergias concretadas y localizadas hasta en el área de Jordi Masip, entre otros aspectos. Cuando Sergio llegó al Estadio José Zorrilla soñaba con un equipo y el actual es muy similar a que estaba en su cabeza en el mes de abril de 2018.

Con todo , Sergio es el entrenador que necesita ahora el Real Valladolid. En el momento en el que se encuentra el Club, en el que debe dar pasos seguros y convincentes pero sin querer crecer de forma precipitada, la cautela del catalán por saber andar muy bien antes de correr favorecen al Pucela. Sergio es el mejor entrenador posible para crear la base de lo que se quiere y lo es, entre otros aspectos, porque tiene los jugadores que él necesita. Kiko Olivas, Míchel Herrero, Jordi Masip, Enes Ünal, Sergi Guardiola… el perfil del núcleo duro del Pucela es el que define el del propio entrenador.

Sergio González, por plantilla, exigencias y realidad, es el perfil idóneo para asegurar actualmente el crecimiento responsable del equipo. Su figura es vital, seguro, a corto plazo

Con un discurso muy cauteloso siempre, sorprendiendo con las afirmaciones sobre el regreso al fútbol, Sergio nunca se pilla los dedos. Es discreto y se podría decir que sensato y realista, aunque este último término me genera más dudas, porque el Club lo necesita. El Real Valladolid lo pide porque Sergio quiere un perfil bajo para su equipo y sus exigencias. No quiere levantar la ambición en exceso y quiere tranquilidad y un mar en pausa para poder crecer y llevar al equipo a las cotas que se le piden y que, tampoco, son mucho mayores de las que está consiguiendo.

El entrenador de ahora
Me considero un perfil tan crítico como exigente y respetuoso con Sergio. Creo que tiene cualidades en la plantilla que no quiere exponer porque le llevarían a un fútbol en el que no se siente cómodo, por ejemplo, pero eso no quita para ver que es gran parte de lo que necesita ahora el equipo. Ahora. Priorizando sus ideas, el entrenador catalán tiene y ofrece casi todo lo que necesita el Real Valladolid en la actualidad. El ‘perfil bajo’ de exigencia y ambición que quiere para su equipo es la receta perfecta para asegurar el futuro a corto plazo del equipo blanquivioleta.

Quizás cuando el Club dé o valore dar un paso al frente en sus ambiciones o los actuales jugadores den un paso a un lado o, incluso, sean cortados por el Club, Sergio deba ofrecer otro perfil o el Real Valladolid buscar otro tipo de entrenador. Hasta entonces, su figura es la idónea para asegurar el crecimiento constante del proyecto y de la entidad. Con sus ideales, un equipo de autor, una unión hasta 2022 y la aprobación casi global del entorno, este Pucela tiene vida y margen. Tanto como su entrenador.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.