La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Las voces del Pucela

Tengo muchas ganas de escuchar a Sergio González

El regreso del fútbol parece estar próximo o, al menos, más cerca que nunca en esta crisis del coronavirus. Tras la realización de los test en los jugadores y el reinicio en algunos equipos de los entrenamientos, la finalización de la temporada 2019/2020 parece más cerca que nunca y, con ella, el estallido de un fútbol ‘diferente’. En él, y pese a que el entrenador siempre sea la parte más débil, más desprotegida y más olvidada de este deporte, va a tener un papel fundamental. En las próximas semanas el puesto del entrenador va a ganar en peso, liderazgo, relevancia y, también, por qué no decirlo, en exigencia.

La gestión del vestuario, la lectura de los partidos, el entrenamiento, el equilibrio de las cargas, el juego con las emociones de los jugadores… Los equipos de fútbol van a vivir en las próximas semanas una gestión similar a la que se puede dar en un Eurocopa o en un Mundial. Con sus emociones y riesgos. La concentración propia de cada equipo a la que parece estar encaminada esta etapa, las emociones que se podrán vivir en estas semanas y el aspecto psicológico que se vivirá en todo este tiempo va a ser muy grande y, por ello, los entrenadores tendrán no sólo una función del juego sino, también, la de gestor. Asumiendo parte de las claves que deben tener los seleccionadores, tengo muchas ganas de escuchar qué opinan de todas estas novedades situaciones los entrenadores y, obviamente, Sergio González.

Los entrenadores de fútbol van a tener un peso determinante para la resolución de esta temporada y Sergio González se enfrenta al reto más importante y exigente de su carrera en los banquillos

El entrenador del Real Valladolid tiene un reto muy importante en el horizonte ya más cercano. A cinco puntos de la zona de descenso, el preparador catalán tiene el gran objetivo de conseguir la salvación y cuento las horas para saber cómo vive este momento y cómo llega él de convencido a esta situación. Sergio González, en las pocas apariciones que ha tenido en los dos últimos meses, se ha mostrado reacio a hablar del fútbol. Creía que no era algo capital tal y como estaba la situación y la sociedad. Viendo lejano el regreso al fútbol, el míster blanquivioleta regateaba las exigencias a las que se podía encontrar pero, ahora, con el regreso a los entrenamientos a la vuelta de la esquina, su opinión se hace muy necesaria para el ambiente vallisoletano.

Un enorme reto para los entrenadores
Independientemente de los contextos en los que se vaya a mover la competición en los próximos meses, la realidad es que el Real Valladolid se juega una parte muy importante de su futuro deportivo y de su proyecto en las próximas 11 jornadas. Por ello es determinante conocer la opinión de Sergio González pero, sobre todo, saber cómo afronta él el reto que le viene en las próximas semanas ya que se trata, muy posiblemente, de la etapa más exigente para él y, también, para cualquier entrenador de fútbol. La tensión para ellos estará al nivel de la de los jugadores y, quizás, por fin, se valore el puesto del entrenador como merece.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.