La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Reflexiones express

La «salud» de los jugadores no está sólo en el contagio

El fútbol tiene que volver. No hay duda. Yo, al menos, no la tengo. Obviamente no marco ni pido plazos. Sería muy atrevido, pero sí que considero que la temporada 2019/2020 tiene que terminarse en el terreno de juego. Viviendo una situación tan extraordinaria como la actual, la capacidad de adaptación debe ser alta. Por ello, y defendiendo mucha de la gestión de Javier Tebas y dándole a la situación parte del peso económico que él le da, considero que se equivoca cerrando puertas para terminar la actual temporada en cualquier fecha posible.

En toda la locura que se está viviendo en la gestión de esta situación por parte de las organizaciones se habla de la «salud» de los jugadores como parte principal pero se olvida una parte importante del concepto de lo que es la salud de un jugador de fútbol. Las voces autorizadas que hablan entre los jugadores señalan el miedo a ser contagiados en la vuelta a la competición y en los peligros que existe en la vuelta a la rutina deportiva. Con todo, hay un parte importante que se olvida dentro de la salud de los futbolistas: el descanso.

Viendo el horizonte del regreso a la competición, que veo totalmente necesario imaginar, creo que hay que ser honesto, objetivo y justo en los frentes que nos queremos marcar. El futbolista es profesional y, por tanto, debe ser tratado como cualquier otro trabajador en esta situación. Sea del gremio que sea. Muchos de estos jugadores han entrado en un ERTE, por ejemplo. Por ello son los primeros interesados en recuperar la normalidad pero no debemos confundir, ni en el fútbol ni en ningún otro ámbito, la ‘normalidad’ con la obligación de ‘recuperar’ el tiempo perdido.

Cuestión ética
El fútbol debe volver. El Real Valladolid debe terminar la temporada pero no a cualquier precio y no con cualquier calendario. Mucho se habla de «contagio» como el peligro en la salud de los jugadores, pero hay más allá. El futbolista no debe recuperar el tiempo perdido exponiendo su físico, bajando su rendimiento y condicionando la competición. Sin un calendario real se crearán situaciones nada habituales en este deporte, de la misma forma que un trabajador de cualquier gremio no deberá doblar o triplicar horas de trabajo. El fútbol, como cualquier otro ámbito laboral, debe volver cuando sea posible, pero sin exponer, en este caso, a sus actores principales: los futbolistas. La vida, como el fútbol, debe retomar su ritmo en las semanas posteriores a la vuelta a la normalidad pero no recuperar el tiempo perdido. Es imposible. No es ético porque, posiblemente, se esté jugando con la salud de los futbolistas.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.