La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Táctica Pucela

Desgranando al Real Valladolid: el doble pivote

El Real Valladolid de Sergio González tiene muchas ideas fijas e intrínsecas. No hay dudas sobre determinados movimientos y tiene propuestas muy concretas. Salvo en caso puntuales, el Pucela del entrenador catalán propone desde un doble pivote. En un alto porcentaje de sus 84 partidos en el Estadio José Zorrilla, el míster ha diseñado una pareja de dos centrocampistas. Con una clara división de funciones y remarcando muy bien el perfil de cada uno, este Pucela se define por ese doble pivote.

Sergio apuesta por esas sensaciones que le llevan a priorizar lo defensivo. En la Futbología del Diario AS, el entrenador confirmaba que su apuesta es por un esquema con dos centrocampistas por el «equilibrio» y la «sensación de organización» que suponen. Lo que transmite el esquema es importante para Sergio y él ve que con un doble eje el equipo muestra estar «bien estructurado y equilibrado». De la misma forma, con esa propuesta se «manejan bien las basculaciones y las coberturas». Dando fuerza al contexto defensivo y a la «segunda jugada» en campo propio, el entrenador blanquivioleta quiere disponer desde un esquema que hace que «el motor del equipo» tenga sencillez para entender sus ideas técnicas «A la hora de establecer e interiorizar nociones tácticas, ésta es la mejor forma», dictamina un preparador pucelano muy centrado en los perfiles y las suposiciones que estos pueden ofrecer.

Los perfiles de juego
En esa charla pero, sobre todo, en el día a día, Sergio González define mucho la división de funciones entre un jugador y otro. El perfil ‘defensivo’ y el ‘ofensivo’ están muy marcados en este Real Valladolid y no sólo por las cualidades que define el entrenador que deben tener cada uno de ellos. Ese «buen pie» que exige a ambos jugadores choca con la diferencia de exigencias hacia uno y otro. Cerrando mucho las funciones de ambos, se limita la creación del equipo. Las exigencias que menciona y demuestra el Real Valladolid en el rigor táctico, en «no solaparse» y en no «cruzar una línea imaginaria» vertical pueden ser, en muchas ocasiones, los causantes de los problemas de creación de este equipo. La libertad que tiene el ‘defensivo’ en campo propio no son las mismas que el ‘ofensivo’ en zonas rivales.

Independientemente de que el equipo pueda formar con un doble pivote ‘defensivo’ para mejorar en las segundas jugadas, Sergio libera de mucho trabajo en campo rival y en último cuarto a ese doble pivote. Primando y priorizando lo defensivo, la «magia», como él define, queda exigida sólo a los cuatro jugadores más ofensivos. Los extremos y la doble referencia ofensiva quedan expuestas y en inferioridad para ganar batallas en ataque. Por ello, los delanteros y los jugadores ofensivos están tan expuestos en esta propuesta. Tienen muchos metros que recorrer y pelear en soledad e inferioridad por los criterios de «equilibrio», «rigor» y «coberturas» que Sergio tiene muy bien definidos y que hacen al Pucela muy serio en defensa y en campo propio pero débil en ataque y en campo rival.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.