La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Reflexiones express

¿En qué situación queda el Pucela en este parón?

LaLiga Santander para su competición las dos próximas jornadas. Todo el fútbol se detiene en España y lo hace por la crisis generada por el Covid-19 y la cuarentena impuesta para evitar una propagación mayor. El deporte queda en un lógico segundo plano pero no por ello debe dejar de ser analizado. En estas líneas, la opinión de qué supone para el Real Valladolid este parón de, como poco 15 días, es obligatorio. En una situación así, y con el futuro en el aire, la pregunta de saber cómo le sienta al equipo de Sergio González este parón. Personalmente, mi opinión es que parar ahora es contraproducente para el Club y lo es por diferentes motivos.

Inicialmente, el parón no es positivo por las ganas de revancha que seguro existen en el equipo pucelano tras la dura derrota (1-4) ante el Athletic Club. La imagen del grupo quedó tocada tras aquel duelo y el Real Valladolid necesitaba encuentros para limar las críticas recibidas tras una jornada en la que el Pucela estuvo roto, desdibujado y desordenado. Futbolísticamente, el Pucela necesitaba olvidar ese duelo y enterrarlo. Leganés era una buena oportunidad de cerrar esa herida o, quizás, de abrirla. El riesgo existía pero lo iba a correr un equipo que necesita competición para mejorar sus registros físicos.

Tras una etapa en la que al Pucela se la ha visto cansado y con las piernas pesadas, llegaba la fase de ver a un Real Valladolid liberado. Sin saber cuál es la programación blanquivioleta, no hay duda de que en las semanas anteriores al parón en el aspecto físico había destacado la carga y la acumulación para, posteriormente, liberar al equipo de trabajo y dejarle ‘volar’ con esa gasolina adquirida. Se buscaba una inercia que fuera determinante para iniciar las últimas 11 jornadas y que dieran un plus al equipo antes de llegar a las temidas cinco jornadas finales.

Ben Arfa tampoco sale beneficiado
Físicamente, se buscaba no sobrecargar en esa fase final y la carga dura se suministró en esta etapa que, ahora, se ve cortada por el obligado parón creado por el Covid-19. Por ello, y porque ningún jugador, ni Hatem Ben Arfa ni Mathes Fernandes incluidos, se va a ver beneficiado de un parón de actividad real de juego y entrenamiento durante dos semanas, la suspensión de la competición no deja un solo síntoma de que este descanso obligado puede sentar bien a un Real Valladolid con ansia de competición, por liberarse y por mostrar el trabajo físico adquirido en las últimas semanas.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.