La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Los partidos, en frío

Una inmolación impropia de un conjunto maduro

Nuevamente, y van ya unas cuantas, el Real Valladolid pierde una gran oportunidad. En el enfrentamiento ante el Granada CF se dieron todos los ingredientes para que el equipo de Sergio González diese un golpe sobre la mesa pero el equipo blanquivioleta estuvo falto de personalidad, madurez y fuerza. Lo vivido en el Estadio de los Cármenes es impropio de un equipo serio, hecho y experimentado. Sería, también, criticable, por ejemplo, para el Pucela de la temporada pasada pero, ahora, con un equipo que vive, en su gran mayoría, su segundo año en LaLiga Santander, perder este duelo es impropio de un conjunto maduro, como se justificó la pasada campaña.

Ya no ganarlo hubiera sido criticable por lo que la derrota es un golpe muy, muy duro. Es un mazazo porque el enfrentamiento tuvo todo lo que el Real Valladolid necesitaba para ganar. Tras una primera parte desierta de ocasiones y golpes, el encuentro se definió como largo y, ahí, los pucelanos se mueven bien. Jugando una batalla de desgaste, el Pucela tenía todas las de ganar por el esfuerzo copero del equipo de Diego Martínez. A estos hipotéticos condicionantes se sumó el gol de Sergi Guardiola al inicio de la segunda parte. El tanto del ‘7’ invitaba a dar el partido casi por cerrado. El Granada CF estaba muy tocado y un simple movimiento pucelano confirmaría la victoria visitante.

Oliendo la sangre, el Real Valladolid pudo dar un golpe definitivo ante un rival arrinconado y sin ideas pero los pucelanos no aprovecharon su oportunidad y dejaron al rival vivo. Con esperanzas, y en una jugada tan aislada como polémica, los andaluces empataron el duelo. El gol y el cómo se produjo llevó las dudas al bando visitante. La sangre, en ese momento, era vallisoletana y los locales sí lo aprovecharon. Encerraron al Pucela en las inmediaciones del área de Jordi Masip y consiguieron anotar el gol de la victoria en el último suspiro.

¿Sólo cuestión de experiencia?
Con el gol se confirmó el desastre pero no sólo el de la derrota sino, también, el de una oportunidad perdida, una opción increíble de dar un golpe sobre la mesa y mirar a la tabla con solvencia y liderazgo, lo que hace cualquier equipo con personalidad, aquélla que no siempre se consigue con experiencia en Primera, como bien están demostrando equipos como el propio Granada CF o el CA Osasuna. Ambos son equipos recién ascendidos a la élite y que han sido mejor que los pucelanos en los cuatro encuentros disputados esta temporada. La experiencia es un grado pero no un seguro en esta competición, pese a lo que se aseguró la pasada temporada.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.