Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|lunes, enero 20, 2020
Estas aquí: Home » Opiniones con fundamento blanquivioleta » … hagámoslo con la verdaderamente importante
  • Sigue a LAV en

… hagámoslo con la verdaderamente importante 

El Real Valladolid da un paso determinante en la construcción de su proyecto con la estabilización del pilar que suministra sensatez y coherencia al club vallisoletano

«Si celebramos la renovación de Sergio González…»

Miguel Ángel Gómez ha enseñado en el Real Valladolid cómo se debe analizar y examinar a un director deportivo. En un mundo tan marcado por los resultados finales, el andaluz ha dado una fuerza necesaria al proyecto blanquivioleta y lo ha hecho más allá de una cuestión deportiva. Primando al Club y al proyecto en igualdad de condiciones que a los éxitos deportivos, el director deportivo pucelano se ha ganado un rol más importante que el de los anteriores responsables deportivos del Club y, además, se ha definido como un pilar básico para el crecimiento y estabilización del nuevo Real Valladolid.

MIguel Ángel Gómez, en una rueda de prensa en el Estadio José Zorrilla | Foto: RealValladolid.es

Más que una cuestión deportiva
Tras la presencia de grandes directores deportivos, la llegada de Gómez supuso un nuevo formato. Su estilo siempre ha sido muy diferente. Con preparación psicológica y de entrenador, su apoyo a la gestión del grupo se ha hecho vital en los más de dos años que lleva en el Estadio José Zorrilla. La naturalidad para analizar los aciertos y los errores de sus decisiones le han situado como un activo determinante para ayudar al crecimiento.

De la misma forma, su capacidad para responder a diferentes circunstancias del día a día le ha potenciado en su puesto y en el análisis global que se tiene de él. Podría detallar respuestas, acciones y detalles capitales del actual director deportivo del Real Valladolid pero, para mí, el mayor éxito que ha dejado Gómez en este tiempo es el convencimiento que consiguió en su momento de que no todo pasaba por el ascenso.

Regresar a Primera división era el mayor éxito y el motor para poder crecer como el Club necesitaba, pero todo desde el conocimiento de que lo importante no era sólo llegar sino hacerlo con credenciales, opciones y variantes para hacer que el regreso fuera el primer paso de una nueva etapa. Esa época se inició en 2018 y se hizo sabiendo que el equipo iba a sufrir pero que iba a aprovechar el regreso a la élite para crecer. Había muchas más opciones en el ascenso que el hecho de sentirse de Primera. Conseguir un éxito así ofrecía grandes oportunidades a un Club que las vio y las potenció por la presencia de Miguel Ángel Gómez.

Con él, el Real Valladolid vivió un ascenso y, posteriormente, una salvación. Todo para conseguir un espaldarazo a su crecimiento deportivo, sí, pero también social e institucional. Por fin el Real Valladolid vio más allá de los resultado finales de la temporada y es por ello que la renovación de Miguel Ángel Gómez es positiva.