La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Reflexiones express

Un debut copero tan espinoso como insignificante

La exigencia del partido copero que vivirá el Real Valladolid en Tolosa puede ser un arma de doble filo para todos los integrantes pucelanos, incluido Sergio González

El Real Valladolid está obligado a ganar este miércoles en Tolosa. Un equipo de Primera división debe imponerse siempre a uno de Tercera. Muchos condicionantes, detalles o errores se deben dar para que una sorpresa tan grande salte, pero puede producirse. No será la primera vez ni sería la última. El fútbol da estas oportunidades y la nueva edición de la Copa del Rey las ofrece. Un nuevo estilo para el fútbol español y el Pucela.

Sergio González y sus jugadores, antes de un entrenamiento en el Estadio José Zorrilla | Foto: RealValladolid.es

El duelo de este miércoles en tierras vascas es un partido más complejo y espinoso de lo que parece. Esta semana, en ElDesmarque Valladolid, he escrito sobre lo que supone un partido así. ¿Oportunidad o trámite?’, escribía. Las diferencias de los términos son muy altas y en el seno blanquivioleta se pueden vivir por lo complicado de un duelo que pone a prueba muchas individualidades pero ningún registro de grupo.

Futbolistas como Álvaro Aguado o Jorge de Frutos vivirán un duelo complejo. En un equipo tan cerrado como el Real Valladolid en el que los onces y los roles están tan definidos, una oportunidad así exige resultados inmediatos y excesivos matices. Todo lo que se consiga será propiciado por la debilidad del rival pero, en cambio, todo aquello que no se consiga será un error individual y personal de los jugadores pucelanos. Muchos factores individuales se pondrán a prueba en Tolosa pero sin señalar ninguno en el contexto global. Un peligro muy alto.

Ciertamente peligroso
Tantos serán los cambios de Sergio González que el factor ‘grupo’ será inviable para un análisis en el que el entrenador también puede estar marcado. La exigencia que él tendrá no será, simplemente de resultado. El catalán será mirado por el rendimiento de los jugadores tras el convencimiento que consiga hacer sobre ellos.

Varios de los futbolistas que sumen minutos en Tolosa saldrán del equipo en el mercado invernal. Tanto ellos como Sergio saben que será su única participación, aunque no oportunidad. Hagan lo que hagan, su situación no cambiará y su aportación en Tolosa será insignificante de cara al futuro. Con todo ello, el entrenador debe convencer a todos esos futbolistas que tomarán un protagonismo puntual este miércoles.

Sergio debe sacar de los jugadores su mayor jugo mental para llevarles a su máximo profesionalismo. El egoísmo de los futbolistas es alto y la lectura del duelo puede ser errónea y es ahí donde se pone a prueba el convencimiento de un Sergio González que romperá los esquemas de su equipo para un duelo que puede parecer un trámite pero que, realmente, es un duelo espinoso, complejo y ciertamente peligroso.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.