Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|sábado, septiembre 21, 2019
Estas aquí: Home » Opiniones con fundamento blanquivioleta » Enésima prueba para confirmar el ‘perfil’ de Anuar
  • Sigue a LAV en

Enésima prueba para confirmar el ‘perfil’ de Anuar 

Anuar ha comenzado su tercera temporada en el Real Valladolid con un perfil bajo pero con la seguridad de que su diferencia en el juego le hará determinante

Comienza una nueva temporada y Anuar Tuhami parte en el banquillo. No es una novedad sino el proceder que ha tenido el ceutí desde que saltó al primer equipo. Partiendo siempre desde un perfil bajo y secundario, el ‘8’ blanquivioleta crece durante la campaña. Su fútbol y, ante todo, su forma de actuar le llevan a evolucionar semanalmente. Es un jugador ambicioso y de largo plazo que, futbolísticamente, aporta aspectos diferentes a los que hay en el Real Valladolid. Así lo ‘presentó’ Miguel Ángel Gómez en el cierre del mercado de fichajes y de él se debe aprovechar nuevamente el Real Valladolid.

Anuar Tuhami, en uno de los entrenamientos del stage del Club en Estados Unidos y Canadá | Foto: RealValladolid.es

La virtud de no tener perfil
Siempre he pensado que en el fútbol todo tiene un porqué. Una explicación que, independientemente de que te pueda convencer, argumenta por qué se han tomado determinadas decisiones. Por ello siempre estoy muy conforme con Miguel Ángel Gómez. Evidentemente no ha acertado en todas las decisiones pero poco se le puede criticar cuando explica cuáles fueron sus motivaciones para tomar medidas. La explicación que, con el último cierre del mercado, hizo sobre el fichaje de Duje Cop confirma esta teoría de que todo en el fútbol está bien explicado, independientemente de cómo termine.

Dejando a un lado los resultados, e incluso, el manido tema actual del Real Valladolid de los perfiles, esa mencionada rueda de prensa de Gómez hace una semana valió para la ‘presentación’ de Anuar Tuhami. En un momento en el que sobre el Estadio José Zorrilla se analiza mucho la pareja de centrocampistas del equipo de Sergio González, el director deportivo hizo su apuesta por el ‘8’ pucelano, a la cual me sumo.

Confirmando que «nos ha aportado mucho”, Gómez confirmo que “no tiene el perfil defensivo ni el ofensivo” pero que “es un mediocentro que siempre aporta”. “Es un jugador box to box que tiene valentía y que aporta algo diferente», aseguró el máximo responsable deportivo del Club.

Por fútbol, actitud, posibilidades y recorrido, Anuar es prioritario para el Real Valladolid por ese punto “diferente” que Miguel Ángel Gómez expuso. Si San Emeterio es “perfecto” para Sergio, Anuar es distinto, impredecible y novedoso. Es diferente al resto. En un centro del campo blanquivioleta con jugadores con buen pie, la fluidez de juego es alta pero, a veces, inerte al no superar líneas rivales.

Cierta anarquía en el juego
El control técnico que el Real Valladolid tiene del balón es alto pero, en muchas ocasiones, plano. El Pucela puede llegar a toparse con dificultades al tener el mismo perfil. En cambio, con Anuar sobre el terreno de juego, el Pucela tiene rasgos diferentes. Crece en la conducción, en los kilómetros recorridos y en verticalidad. Él elimina ciertas carencias de fútbol. Con el ‘8’, el Real Valladolid es más profundo y más directo en sus objetivos.

El ‘8’, siempre presente: «Anuar ante la pérdida de fútbol del Real Valladolid» •

Anuar es diferente, tiene rasgos únicos que, inicialmente, no entran en la idea de Sergio González o cualquier entrenador. El ceutí no es titular para el cuerpo técnico actual del Pucela y, tampoco, para una gran parte del entorno. En onces ideales de verano, nunca aparece. Al inicio de temporada la intención no pasa por él pero con el avance de la temporada, sí. Su estilo es tan diferente como convincente. La facilidad para llegar a ambas áreas le hace generar constantes superioridades numéricas.

Desde una cierta anarquía futbolística del juego, Anuar comienza su tercer año en el primer equipo del Real Valladolid con un perfil bajo y un rol secundario y de suplente. En las primeras quinielas no entra, en las últimas del año será determinante. Aprovechará cualquier oportunidad. Por carácter, ambición y juego, cuando el equipo lo necesite, Anuar estará pareparado. A nadie le sobra un jugador que haga superioridades en las inmediaciones de ambas áreas y él es perfecto en ello. Lo es desde su infinita paciencia futbolística.