Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|sábado, septiembre 21, 2019
Estas aquí: Home » Los fichajes, en el césped » Reactivada la competitividad con un gran talento
  • Sigue a LAV en

Reactivada la competitividad con un gran talento 

El Real Valladolid se hace con Andriy Lunin para cubrir las espaldas de un Jordi Masip que sigue defendiendo el mismo rol de titular por tercera temporada consecutiva

Isaac Becerra, Yoel Rodríguez y, ahora, Andriy Lunin. Estos han sido los tres porteros que han acompañado o van a acompañar a Jordi Masip en sus primeros tres años como portero blanquivioleta. Con ellos, y con la segunda cesión consecutiva que activa el Club, se confirma la necesidad de reactivar de forma constante la competitividad de un puesto tan complejo como la portería. Así, y para la temporada 2019/2020, Miguel Ángel Gómez apuesta por un proyecto de portero de alto nivel y enormes cualidades físicas y técnicas. Hablar del ucraniano es hacerlo de un jugador de enorme potencial y grandes cualidades que aún se debe dar a conocer en el fútbol español y en el alto nivel de una competición doméstica.

 La presentación de Andriy Lunin, en ElDesmarque Valladolid •

Presentación LAV de ANDRIY LUNIN, nuevo jugador del Real Valladolid esta temporada

Luchando con Masip
El puesto de portero es muy complicado para todos. Desde los cancerberos que forman parte del equipo como del cuerpo técnico que tiene que decidir y gestionar. Por ello, el movimiento constante que está haciendo el Real Valladolid en los últimos tres años me parece un acierto. Potenciar la competitividad desde la novedad y la reactivación de la motivación es importante. Para el equipo y para un portero tan ‘titular’ como Jordi Masip.

Actualmente, en el Estadio José Zorrilla hay un portero destacado. La presencia de un suplente constante haría que Jordi Masip se afianzara en la titularidad y viviera muy cómodo el día a día. En cambio, con porteros tan diferentes como Isaac Becerra, Yoel Rodríguez y Andriy Lunin el principal beneficiado es el equipo blanquivioleta pero, después, el cancerbero más importante de los últimos años del Club. La renovación del catalán hasta 2022 demuestra el peso del ‘1’ en Pucela y la necesidad de reforzar a su escudero.

Si tras un año de bondadosa competitividad con Isaac Becerra se apostó por Yoel Rodríguez para el primer año en Primera, en esta ocasión se reactiva la competitividad con otro portero. Pese a tener muy asumido que el paso del ucraniano por Valladolid es testimonial, desde el Club se ha querido dar un paso al frente. Si bien Yoel era la seguridad de tener a un trabajo incansable tras Masip, ahora Miguel Ángel Gómez se decanta por un portero de mayores cualidades pero, posiblemente, de menos realidad y presente que el gallego.

Andriy Lunin es uno de los porteros señalados y marcados para el futuro. Con contrato con el Real Madrid hasta el año 2024, el nuevo portero pucelano ha sido uno de los jugadores más destacados del último Mundial sub 20. Es un portero moderno, con buen juego de pies y muy completo en el área. Es costoso encontrarle fallos y errores técnicos. Obviamente, la juventud le juega malas pasadas pero ,a nivel de juego, es muy completo.

Enormes cualidades
En el juego aéreo es solvente gracias a sus 191 centímetros pero este rasgo no le impide tener reflejos para dominar el área de penalti e, incluso, el área de meta. Con fuerza domina las distancias cortas y la zona más cercana a su portería. No le tiembla el pulso y posee hechuras de jugador con liderazgo. Con mucha confianza en su juego, es un cancerbero muy diferente a Jordi Masip pero, también, muy distinto a los anteriores compañeros del ‘1’ que han llevado a éste a ser mejor portero.

Andriy Lunin, en un entrenamiento específico con el Real Madrid | Foto: Marca

Con la activación generada verano tras verano con el cambio del segundo portero, Jordi Masip ha visto llegar en los últimos días a un jugador de grandes cualidades, extraordinario futuro pero de necesidad inmediata. Hasta la fecha, y tras su año de cesión en Leganés, Lunin sólo ha podido mostrar sus magníficas cualidades en pequeños partidos. La necesidad por querer competir, rendir y mejorar en la élite es una de las exigencias de un portero al que sólo le puede pesar la juventud y las ganas por jugar. Por cualidades, su fichaje es un enorme paso al frente del Real Valladolid en su búsqueda de crecer en cualidades y posibilidades, incluso en la portería.