Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|viernes, diciembre 6, 2019
Estas aquí: Home » Linternazos de Velasco » Las variantes ‘escondidas’ de este Real Valladolid
  • Sigue a LAV en

Las variantes ‘escondidas’ de este Real Valladolid 

Llegando a agosto, el Real Valladolid mira al mercado analizando su realidad, aquélla con virtudes y limitaciones dentro de un potencial con muchas variantes escondidas

El Real Valladolid ha disputado ya dos amistosos y ha cerrado la gira americana que englobaba la primera fase de la pretemporada. Con todo, llega el momento de tomar decisiones y enfocar al equipo hacia el camino que Sergio González quiere. Por ello, y antes de encarar el tramo decisivo del verano, las cuestiones que asaltan al entono blanquivioleta van más sobre el mercado de fichajes y los perfiles de jugadores que deben llegar que sobre el estilo de juego o los cambios en éste que Sergio deba realizar. El verano lo marca un mercado que, en muchas ocasiones, ignora las variantes ya existentes, como ocurre en el caso de este Pucela.

El equipo blanquivioleta, en la primera sesión en los Anexos tras la gira americana | Foto: RealValladolid.es

Una buena plantilla
Siguiendo por la línea de la temporada pasada en la que siempre creí que el Pucela tenía mucho más potencial del que se le asignaba, este verano creo que el equipo de Sergio González tiene más posibilidades de las que parece y que muchas de ellas están escondidas. Por ejemplo, no vería ningún problema en que el Club no firmase ningún jugador más para la delantera. Hay potencial ofensivo suficiente. Visible y ‘escondido’.

Por el contrario, veo necesario que el equipo tenga un perfil más en los extremos. Pese a que Miguel Ángel Gómez los dio «a priori» por cerrados tras la presentación de Jorge de Frutos, creo que el Pucela necesita un zurdo más para el juego exterior. De igual forma parece prioritaria la llegada de un lateral derecho. Considero que el equipo aún no está cerrado y el perfil de los jugadores, tampoco.

Con las posibles salidas de Nacho Martínez y Fernando Calero en el ambiente, el Pucela no tiene por qué tener decidido qué fichar. La polivalencia de los jugadores ya presentes en el equipo marca muchas variantes al equipo, incluso algunas muy escondidas en los primeros análisis de la plantilla.

Tantas hipótesis como soluciones
Que no llega un delantero más, no hay que dramatizar. El Real Valladolid tiene a Óscar Plano y Toni Villa para cubrir esa posición de cuarto delantero, añadiendo además un estilo de segundo delantero tan diferente como necesario en el juego entre líneas. Que el mercado ofrece la posibilidad de cerrar un lateral zurdo, perfecto. Fede Barba dejaría de ser una opción para el lateral y convertirse en central para la propuesta de Sergio.

Si sale Calero, la necesidad, quizás, no es la de un central y sí la de ese lateral izquierdo que compita con Nacho o, quién sabe, que le sustituya. Con las opciones de Barba, Kiko Olivas y Joaquín Fernández, el centro de la zaga estaría cubierto, de la misma forma que lo está el centro del campo con los perfiles y jugadores que ya hay.

Por el estilo de juego de Sergio González, muy vertical y de centros laterales, la necesidad de un centrocampista de último pase puede no ser una prioridad. Míchel Herrero y Anuar Tuhami pueden cubrir esa vertiente. Con otro estilo, sobre todo el ceutí, pero con la seguridad de que el Pucela tendrá vida lejos de su área.

Buscando siempre el equilibrio en el juego, Sergio González puede y debe jugar con diferentes futbolistas. Ese perfil es determinante en este Pucela y en esas variantes ‘escondidas’ del equipo. El jugador que resume todo ello es Antoñito Regal. El ’18’ rellenará huecos y puede marcar un efecto dominó que haga que el Pucela gane consistencia firmando un lateral y no un delantero. Por ejemplo. 

En definitiva, el Real Valladolid necesita fichajes. Dándole prioridad al mercado de salidas, Miguel Ángel Gómez sigue en la doble necesidad de acertar en los perfiles y en dar un salto de calidad. ¿Dónde? El mercado puede ser el que lo marque. Los ofrecimientos, el devenir del mes de agosto y las oportunidades que surjan por el camino marcarán las últimas incorporaciones de un equipo que tiene ya dentro de él muchas variantes y opciones. Es cierto que alguna de ellas está escondida pero es real y visible.