Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|martes, noviembre 12, 2019
Estas aquí: Home » Reflexiones sobre fútbol » ¿De qué sirve un amistoso en una pretemporada?
  • Sigue a LAV en

¿De qué sirve un amistoso en una pretemporada? 

Las pretemporadas cada vez se alejan más de posibles conclusiones futbolísticas

En 2013 creé una sección para poder escribir y opinar sobre temas que veía relevantes en el mundo del fútbol pero no propios al Real Valladolid. Iniciando dicha sección cuestionado aquello de ‘pena máxima’, en esta ocasión muy opinión va sobre el valor de los amistosos en la pretemporada. Como entrenador siempre he pensado en el valor residual que estos tienen pero en un mundo lleno de análisis y opinión, cada vez es más común buscar conclusiones definitivas, desconociendo los contextos y detalles que marcan una pretemporada.

Sergio González, junto a Diego Ribera, antes del primer encuentro de la actual pretemporada | Foto: RealValladolid.es

El valor diferencial de los detalles
Siempre he pensado que el análisis y la opinión en el fútbol son tan bonitos como interesantes. Lleva a una rica reciprocidad pese a que no conozcamos muchos de los contextos que marcan la realidad intangible sobre lo que opinamos. Hablando, por ejemplo, del Real Valladolid, desde fuera del Estadio José Zorrilla falta información. Es lógico. No se conocen todos los detalles sobre el equipo. Internamente hay muchos contextos que marcan las decisiones de Sergio González, y mucho más durante un verano.

Por ello, a la hora de la pretemporada hay que ir con pies de plomo. De un buen tiempo a esta parte siempre he creído que el entrenador está para corregir pocos detalles durante el transcurso de un amistoso. Para mí, este tipo de partidos están marcados y definidos para que el jugador muestre al entrenador cómo está, qué ha entendido del trabajo y cuáles son sus dificultades para la evolución del juego.

Considerando que la pretemporada en el fútbol es la creación de datos por parte de ambos sectores, cuerpo técnico y jugadores, el entrenador tiene todo el contenido de información que marcan el contexto y condicionan al jugador. ¿Cuánta carga lleva? ¿Qué descansos maneja? Estas son preguntas determinantes para el análisis de la pretemporada de un jugador que, casi en su totalidad, sólo conoce el cuerpo técnico.

También es importante conocer qué importancia dan a los amistosos los entrenadores en cuestión. Por ejemplo, no tienen la misma importancia para Luis César Sampedro que para Sergio González. Para el catalán son más ‘entrenamientos de competición’ que muestra reales de cómo está el equipo, como pide el gallego. La cantidad de partidos que jugó el Real Valladolid en 2018, con Sergio, y en 2017, con Sampedro, lo definen.

Sin conclusiones
Posiblemente, Sergio no tome muchas decisiones para el debut ante el Real Betis por los amistosos, algo que Luis César sí que haría. Para el gallego, el rendimiento de pretemporada es casi determinante. Cada entrenador hace de la preparación veraniega un uso y así, los rivales marcan muchos análisis ‘exteriores’.

En los análisis veraniegos no deben prevalecer sólo el rendimiento del equipo propio sino el contexto del rival. ¿Qué once ha usado él? ¿En qué fase de la preparación está? ¿Qué cargas acumula? Independientemente del nivel del rival, la pretemporada debe llevar a una lectura comedida. El verano cada vez lleva a análisis más prematuros y con lo largas que son las temporadas, la preparación está para dejar a un lado las conclusiones.