Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|sábado, septiembre 21, 2019
Estas aquí: Home » Los fichajes, en el césped » Las variantes defensivas crecen con gran criterio
  • Sigue a LAV en

Las variantes defensivas crecen con gran criterio 

El Real Valladolid cierra la defensa para la temporada 2019/2020 con un jugador tan necesario como cumplidor en todas sus funciones y posibilidades que tendrá

Con la plantilla muy bien encaminada, Miguel Ángel Gómez tiene la exigencia este verano de acertar en los perfiles. El Real Valladolid debe encontrar todo aquello que no tiene y que la temporada pasada se demostró que necesitaba. Sabiendo que la defensa fue el plato fuerte, ésta aún necesita un detalle importante para la propuesta de juego y salida de balón. Un jugador zurdo parecía prioritario para completar las variantes defensivas del equipo y Fede Barba cumple todas las necesidades del equipo. Con un físico y un juego mucho más definido para la zona central que el lateral, Sergio González ya tiene ese jugador que le complete las variantes de juego y propuesta de su estilo y su vestuario.

• La presentación de Fede Barba, en ElDesmarque Valladolid •

Presentación LAV de FEDE BARBA, nuevo jugador del Real Valladolid para esta temporada

Variantes y realidades
En muchas ocasiones, durante la pasada temporada, Sergio González sacó pecho de la propuesta y estilo de su equipo. El entrenador catalán se mostraba muy orgulloso de cómo jugaba su Pucela. En cualquier estadio y momento, sobre todo al inicio de la temporada, el Real Valladolid proponía desde una superioridad numérica en la zona interior y una presencia muy ofensiva de los laterales. El equipo generaba desde la línea defensiva pero, en ocasiones, se necesitaba algo más.

En un proyecto ambicioso como quiere definirse este Real Valladolid, un central que ampliase las variantes de salida de balón era necesario y el Club lo ha adquirido con Fede Barba. El jugador, de imponente presencia física y grandes cualidades presenciales, llega al Estadio José Zorrilla para mejorar exponencialmente las posibilidades del equipo. A nivel de propuesta pero, también, en cuestiones defensivas, la llegada del jugador italiano potencia las posibilidades de un Real Valladolid que quiere crecer aún más desde el balón pero que no quiere descartar opciones de contragolpe y juego directo.

En ellas y en cualquier otro estilo, un jugador como Fede Barba es necesario. El Real Valladolid llegó a notarlo la temporada pasada. En el centro de la defensa pero, también, en la exigencia y competencia a Nacho Martínez. Pese a que sobre el papel, el ‘22’ y el nuevo jugador pucelano tengan poco que ver, la presencia de un jugador muy diferente a su estilo debe exigir al madrileño a mostrar su mejor versión. Exigiendo en el día a día a Nacho, Barba aumenta y potencia los cambios de sistema que Sergio propuso en la pasada temporada.

En la línea de cinco defensas o en una propuesta con cuatro futbolistas en la retaguardia, Fede Barba amplía las posibilidades pucelanas. Se gana con el balón pero, también, con la competitividad. Con grandes conceptos defensivos y grandes atributos físicos, el italiano sabe dominar la marca y las anticipaciones. Fuerte en la arrancada,  destaca en pocos metros, de ahí su mayor posibilidad para jugar como central y no tanto como un lateral como el que ha propuesto en su base Sergio González.

En su mejor momento
En el eje de la zaga, Barba sabe mostrar sus mejores cualidades, aquéllas que ha ido puliendo y descubriendo en situaciones parecidas a la que puede vivir con el Real Valladolid. Los tres descensos vividos en su corta carrera marcan el carácter de un jugador con claro gen competitivo transalpino. Con mayor o menor acierto, el Real Valladolid se ha hecho con un jugador comprometido. De enorme concentración en el terreno de juego, Barba no necesitará mucho tiempo para ser el líder de la defensa.

Fede Barba, en un partido de su cesión al Stuttgart en 2016 | Foto: Transfermarkt

Pese a llegar a un equipo con roles muy definidos en la defensa, el ex del Sporting de Gijón va a poner muy cara su suplencia. Pelará día tras día, no descansará hasta verse de titular y nunca se rendirá hasta ver que su nivel es el más idóneo para el equipo. Con claro compromiso grupal, su cesión con opción de compra supone la mejor opción de reseteo para un jugador que lleva tres temporadas consecutivas sin el objetivo grupal. Ello no le marca en exceso pero sí le hace llegar muy maduro a Valladolid y, posiblemente, en su mejor momento.