Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|martes, noviembre 12, 2019
Estas aquí: Home » Reflexiones sobre fútbol » La tremenda exigencia que deberá asumir Sergio
  • Sigue a LAV en

La tremenda exigencia que deberá asumir Sergio 

¿Debe cambiar Sergio la propuesta futbolística en la temporada 2019/2020?

En el fútbol siempre se ha dicho que la segunda temporada de un equipo que ha ascendido es más difícil que la primera. Las exigencias cambian, el entorno crece y las perspectivas se pueden nublar y, como siempre, todo ocurre desde el juego. Así, al Real Valladolid y a Sergio González se les puede llegar a pedir un nuevo modelo de juego. Esperando el crecimiento que se ha prometido a la plantilla, ésta, supuestamente, tendrá más calidad y variantes. Queriendo detallar el vestuario con jugadores que puedan ser diferenciales surge la duda de saber si el Real Valladolid 2019/2020 deberá tener, por ejemplo, el contragolpe en su rol secundario. De una forma u otra, la nueva campaña exigirá una vuelta de tuerca a la propuesta pucelana.

Sergio González, en el Estadio José Zorrilla tras la salvación de categoría | Foto: RealValladolid.es

El ‘qué’ y el ‘cómo’
Yo creo que es innegable ver que la segunda temporada de un equipo en Primera división es más compleja que la primera. Son muchos los casos que existen sobre ello y, realmente, todo se debe una cuestión futbolística y no a una percepción subjetiva. Cuando un equipo asciende a la élite se mira sólo por el objetivo final. El qué es lo primordial. Se restan puntos hacia la salvación y se mira sólo a cuándo se salvará el equipo.

Casi no se analiza cómo se busca ese objetivo pero sí qué y cuándo se consigue. El fútbol y la exigencia queda en un segundo plano. El éxito está en seguir en la élite. El segundo año, todo cambia. La sensación de salvarse en la última jornada ya no es tan gratificante. La historia del Real Valladolid lo demuestra. No supo igual de bien la salvación en Huelva en 2008 que la de Sevilla en 2009. Un año después el equipo tenía más o se le pedía más. La sensación de exigencia creció de un año a otro y esta temporada será igual.

Al Real Valladolid se le va a pedir mucho más. En puntos, juego, sensaciones y estilo. Por ello y antes de comenzar la temporada es momento de cuestionarse si Sergio González debe variar en exceso o sólo en pequeños detalles el estilo y modelo de juego que quiere para su equipo. ¿Si éste, durante la temporada 2018/2019 ha estado marcado por el contragolpe, debe, ahora, quedar en un segundo plano? Ésta es una de las muchas preguntas que hay sobre el modelo de juego que debe tener el Club para esta segunda temporada.

La cuestión futbolística es prioritaria. Antes de comenzar la pretemporada y de acudir al mercado para detallar una plantilla ya casi conformada, Sergio González sabe que la exigencia esta temporada será mucho más alta que la anterior y no sólo en el tiempo para conseguir el objetivo sino también en el cómo. El Real Valladolid estará más exigido en dominar los partidos y en ser superior al rival desde el balón y en los encuentros como local.

Constante exigencia
La exigencia de una mejora y evolución en las prestaciones y en la idea será constante durante la temporada. El Club quiere dar un salto de calidad y un paso en el crecimiento y aunque la nueva exigencia no siempre es productiva, aquí es donde nace la mayor dificultad para la segunda temporada de un equipo ascendido.