Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|martes, noviembre 12, 2019
Estas aquí: Home » Opiniones con fundamento blanquivioleta » Ahora más que nunca creo en este Real Valladolid
  • Sigue a LAV en

Ahora más que nunca creo en este Real Valladolid 

Llega el momento crucial de la temporada y pese a estar en zona de descenso, el Real Valladolid deja credenciales futbolísticas para conseguir su objetivo

Parece difícil pero tras el lógico y compresible enfado e indignación por lo vivido en el Wanda Metropolitano, el Real Valladolid afronta los tres últimos partidos de la temporada desde una buena situación. Pese al ninguneo arbitral y la situación clasificatoria que deja al equipo en zona de descenso, la realidad futbolística es positiva en muchos sentidos. Se han recuperado muchos de los credenciales de juego que se habían perdido y se han conseguido, a la vez, necesidades imperiosas. Los últimos dos encuentros son excelentes y ésta es la mejor base para confiar y creer que el equipo está preparado para el momento decisivo.

Los jugadores del Real Valladolid, antes del inicio de la segunda parte en el Wanda Metropolitano | Foto: LaLiga

Sinergias y rendimientos
El Real Valladolid ha tenido muchos problemas de juego esta temporada. En muchas jornadas ha estado por debajo de su nivel de juego y de sus posibilidades. Es más, ha escondido parte de su potencial y, curiosamente, se ha dejado de exigir al grupo lo que éste supo dar en su momento. Siendo éste el mayor error de la temporada vallisoletana, la actualidad del conjunto de Sergio González es, curiosamente, positiva.

Pese a que la fase actual de juego pida sólo victorias y resultados positivos, el Real Valladolid está convenciendo mucho en cómo busca esas victorias últimamente. Ante el Girona FC y el Atlético de Madrid, los de Sergio González consiguieron ser dueños de los partidos desde el juego. En diferentes variantes y con varias propuestas dentro del mismo esquema y modelo, el momento de juego del equipo es bueno y éste lleva a ser positivo con el futuro más inmediato de los jugadores de Sergio González.

Las credenciales ofrecidas por el equipo son altas. Ofensivamente, el Pucela genera. En cantidad y en calidad. El debate de si había un problema de creación o de gol se ha cerrado al potenciar las opciones de juego de cada activo. Véase el caso de Enes Ünal. Con este innegable crecimiento y mejora en la mano, en la construcción y en defensa se ha recuperado la dinámica de los mejores meses. Rubén Alcaraz y Míchel Herrero se han vuelto a hacer los dueños del centro del campo por méritos propios. Igual que Kiko Olivas y Fernando Calero. Añadiéndole el plus que Joaquín Fernández está consiguiendo añadir en sus oportunidades.

Preparados para tres partidos
Los cuatro, jugadores determinantes en el mejor momento de la temporada, vuelven a su mejor estado de forma que, sumado a la localización de las mejores sinergias ofensivas, llevan a creer que éste es el momento del Real Valladolid o que el equipo está preparado para estas exigencias. De una forma o de otra y pese a todo lo que flota sobre el ambiente del equipo, la realidad futbolística es muy positiva. En juego, credenciales y realidades, los de Sergio González deben creer en sus opciones y el entorno, estar seguro de las posibilidades de los suyos.

Recuperando ideas pasadas y determinantes, potenciando el estilo de cada uno y encontrando detalles inesperados, el Real Valladolid afronta los tres encuentros más decisivos del año. Son tres partidos que el equipo no puede dejar escapar y en los que está obligado a conseguir un mínimo de dos victorias. La necesidad es total; las posibilidades, sólo en cuestión de juego y rendimiento, muy altas.