Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|lunes, junio 24, 2019
Estas aquí: Home » La frialdad de los partidos | 2018/2019 » Una dura sanción hasta para una triste propuesta
  • Sigue a LAV en
LA FRIALDAD 2018/2019 | Todos los análisis de los partidos del Real Valladolid de Sergio González ¡Léelo y compártelo!

Una dura sanción hasta para una triste propuesta 

CD Leganés 1 – 0 Real Valladolid | Justicia a la pobre imagen blanquivioleta

Perder en el tiempo de añadido siempre es duro. Hacerlo cuando se ha ampliado el tiempo de prolongación, más. Así, la sensación que deja la dura derrota del Real Valladolid en el Estadio de Butarque es muy dolorosa. Los de Sergio González vieron volar un importante punto en los últimos de un partido que dejó una pobre y triste imagen pucelana. La intención vallisoletana fue impropia de un equipo con cierto carisma e intención. Los blanquivioleta firmaron una segunda parte pobre, sin ambición y sin personalidad. Por ello, la derrota, además de dura por cuándo se produce es, también, justa por la intención y capacidad pucelana.

· La CRÓNICA de la derrota (1-0) ante el CD Leganés, para ElDesmarque Valladolid ·

Sergi Guardiola se lamenta en Leganés de una ocasión fallada en el primer tiempo | Foto: LaLiga

Por un puñado de segundos
Se puede interpretar de muchas formas pero el gol del Club Deportivo Leganés llegó de forma legal. Sobre el añadido se puede añadir y Cuadra Fernández lo hizo por la sustitución que dio la entrada de Javi Moyano en el partido. Pasados los 95 minutos, Guido Carrillo marcó un gol merecido por la tendencia que había tomado el duelo. En él, el Real Valladolid consiguió ‘copiar’ gran parte de la ejecución ý juego del empate (1-1) ante la Real Sociedad. La parte positiva y la negativa.

Ante los vascos, el equipo de Sergio comenzó siendo mejor. Dominó, creó y generó cierto peligro. Fue superior al rival pero el avance del partido le sentó mal. Sin llegar a incordiar mucho la meta de Jordi Masip, el campo se inclinaba hacia el área pucelana. El rival crecía y el Pucela parecía achantarse. Perdía fiabilidad, coraje y ambición a la vez que el rival se iba sintiendo más cómodo sobre el campo.

El duelo no tenía grandes ocasiones, algo que sí consiguieron ambos equipos en el primer tiempo pero la balanza era pepinera. Lo era porque los de Pellegrino parecían querer buscar de alguna forma el marco rival. No sabían muy bien cómo llegar pero parecían quererlo. Buscaban intentarlo. Así, los 20 últimos minutos se vivieron en el campo pucelano y, claro, el final fue traumático dejando a un lado el minuto en el que se produjo.

Un final real y temido
Tristemente el problema de la visita del Real Valladolid al Estadio de Butarque no está en el gol ni, posiblemente, en cuándo se produjo. El verdadero problema del partido estuvo en ver que la acción era real y temida. El tanto madrileño se veía venir por la pobre propuesta pucelana que sólo queda empañada por el dolor y el enfado por recibir un gol como el que encajó el equipo blanquivioleta. En tiempo y forma.