Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|martes, octubre 15, 2019
Estas aquí: Home » La frialdad de los partidos | 2018/2019 » Matices de la modernidad que debilitan al Pucela
  • Sigue a LAV en
LA FRIALDAD 2018/2019 | Todos los análisis de los partidos del Real Valladolid de Sergio González ¡Léelo y compártelo!

Matices de la modernidad que debilitan al Pucela 

Real Valladolid 0 – 0 Villarreal CF | Empate parara olvidar, no para crecer

Una goleada (4-0) como la que sufrió el Real Valladolid ante la Sociedad Deportiva Huesca supone un mazazo muy importante para cualquier equipo. La semana se hace muy larga y las dudas, en todos los contextos futbolísticos, aparecen. ¿Será éste el mejor modelo de juego? ¿Estaré sacando el mejor rendimiento a todos los jugadores? ¿Me estaré adaptando a las necesidades del equipo? Estas son preguntas que pasan durante la semana por la cabeza de cualquier entrenador tras un golpe como el de El Alcoraz y Sergio valoró resetear al equipo para el duelo ante el Villarreal CF. La visita del penúltimo clasificado de la categoría obligaba a una evolución pucelana que no llegó por los evidentes problemas del equipo para generar peligro.

· La CRÓNICA del empate (0-0) ante el Villarreal CF, para ElDesmarque Valladolid ·

Los jugadores de ambos equipos se saludan antes del inicio del partido en Valladolid | Foto: LaLiga

Elocuente ≠ importante
Tras el partido en Huesca, Sergio fue preguntado por la debilidad defensiva del equipo. Ante los de Francisco, los pucelanos fueron muy débiles en su campo. Este equipo, sólo había encajado cuatro goles en un partido y tres en otros dos. Los registros estaban con él pero en Huesca, no. El equipo falló y el Real Valladolid tenía que ajustarse. Era cuestión de metros y mentalización. Lo que en Huesca no eran detalles eran los limitaciones ofensivas del equipo. Ante un equipo encerrado, los pucelanos no supieron generar. No intimidaron casi al portero rival y, así, la debilidad no era sólo en defensa

Lo más elocuente eran los cuatro goles encajados pero lo realmente preocupante es el hecho de no generar ocasiones de peligro. ¡Sólo dos ocasiones importantes en 90 minutos en casa del colista! Ahí estuvo el problema en Huesca y ahí está la cuestión del empate sin goles ante el Villarreal CF. Pese a la intención del equipo, la visita del equipo amarillo al Estadio José Zorrilla se saldó con un pequeño bagaje en creación de ocasiones. Pese a la intención de vivir en campo contrario, el Real Valladolid no supo crear grandes ocasiones y el Pucela puede estar muriendo al no adaptarse a las exigencias del fútbol moderno y de la competición.

El fútbol moderno
La evolución del juego lleva actualmente a que superar una línea rival sea más importante que una gran ocasión. Generar miedo al rival, crear sensación de peligro en zonas ofensivas y localizar las limitaciones rivales se hace, en muchos casos, superando líneas defensivas del rival y no siempre creando ocasiones. Por ello el Pucela es tan endeble. Le cuesta llegar al área y cuando lo hace genera poco peligro o en inferioridad.

La realidad actual del juego exige un dominio total de las transiciones y, ahí, las áreas son determinantes. El Real Valladolid no domina la rival y, en muchas ocasiones, no consigue ni intimidar. Así es imposible generar peligro y, la realidad de su juego es peor que la que marca el hecho de encajar cuatro goles en un día aislado.

Este equipo no sabe correr con balón y no sabe exponer. En esta ocasión, y como en Huesca, el equipo pucelano quiso adelantar las líneas y vivir más abierto pero no lo hizo convencido. No creía en ello y no supo aprovechar los espacios del rival. Así, las transiciones tenían poca envergadura y la presencia blanquivioleta en campo rival, pese a la insistencia de Sergio por conseguirla desde el juego exterior, fue pobre e inútil. Así, en los últimos minutos, el Real Valladolid se vio obligado a firmar el empate con la llamativa entrada de Borja.