Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|jueves, febrero 21, 2019
Estas aquí: Home » La frialdad de los partidos | 2018/2019 » “No seamos más papistas que el propio Papa”
  • Sigue a LAV en
LA FRIALDAD 2018/2019 | Todos los análisis de los partidos del Real Valladolid de Sergio González ¡Léelo y compártelo!

“No seamos más papistas que el propio Papa” 

Real Valladolid 2 – 4 CD Leganés | El Real Valladolid prolonga su mala dinámica

Tras el empate (0-0) ante la Sociedad Deportiva Éibar y después de las dos caras en la derrota (1-0) en Sevilla, el Real Valladolid se jugaba mucho ante el Club Deportivo Leganés. Espantar los posibles miedos o permitir que estos se asentasen en el Estadio José Zorrilla. Tristemente, esas dudas son parte del camino de las próximas semanas. La dura derrota ante el equipo pepinero potencia las debilidades del equipo de Sergio González además de abrir nuevas dudas de incertidumbre. Con todo, no es momento aún de perder los nervios ni hacer saltar las alarmas. Como diría Braulio Vázquez, “no seamos más papistas que el Papa”.

· La CRÓNICA de la derrota (2-4) ante el CD Leganés, para ElDesmarque Valladolid ·

Toni Villa celebra el tanto que recortaba distancias y que otorgaba esperanzas al Real Valladolid | <em><strong>Foto: LaLiga</strong></em>

Toni Villa celebra el tanto que recortaba distancias y que otorgaba esperanzas al Real Valladolid | Foto: LaLiga

“El partido del miedo”
Antes del partido, en la previa que hice para mi videoblog de ElDesmarque Valladolid, tildaba a este partido como el del “miedo”. Perder potenciaría todas las fobias del equipo de Sergio González tras la mala imagen de 135 de los últimos 180 minutos. De igual forma, una victoria despejaría todas esas dudas y miedos del equipo blanquivioleta pero, sobre todo, del entorno pucelano. El miedo sobrevolaba el Estadio José Zorrilla y tras el partido se ha asentado. Lo ha hecho no por el resultado sino por todo lo que lo provocó.

En definitiva, el cómo y no el qué. No preocupa tanto que el Club Deportivo Leganés gane en Valladolid, que lo haga tras cuatro goles y tras minutos de mucho dominio, rasgos ya de por sí preocupantes, sino por cómo se produce todo. Un gol a balón parado al poco de iniciar el partido, un tanto en una segunda jugada de un saque de esquina al poco de comenzar, la falta de lectura de los buenos minutos del Real Valladolid y errores muy groseros de forma individual marcan un duelo que, más allá del resultado, instala el miedo en Zorrilla.

No se puede negar. Hay dudas sobre el Real Valladolid. Grandes o pequeñas lo dirá el tiempo pero la verdad es que los pucelanos se juegan mucho en los siguientes partidos. Los miedos ya han llegado a la avenida del Mundial 82 de Valladolid pero, ahora, la exigencia para salir de ellas es relativa y del propio vestuario pucelano.

Otro momento débil
En este proyecto del Real Valladolid en Primera división, es el propio Pucela el que se marca sus objetivos, obligaciones y exigencias. Los de Sergio González deben salir de esta situación. Deben cerrar las vías de escape de esta situación y centrarse en ganar el próximo partido. Negando la realidad el equipo no mejorará sus prestaciones pero agrandándolas, tampoco. Como diría Braulio Vázquez, “no seamos más papistas que el Papa”. El Real Valladolid está en un momento débil de la temporada pero no más que otros más vividos y, con toda seguridad, otros que vendrán durante la temporada.