Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|Sábado, noviembre 17, 2018
Estas aquí: Home » Reflexiones express » Daniele Verde y un individualismo muy necesario
  • Sigue a LAV en

Daniele Verde y un individualismo muy necesario 

El llamado fichaje estrella del Real Valladolid 2018/2019 parece haber explotado y comienza a mostrar el nivel de juego y rendimiento que se esperaba y espera de él

10 de agosto de 2018 | “Calidad y determinación para redondear el ataque”

Daniele Verde es un jugador individualista. Aquel tipo de futbolista que, con viento a favor, enamora a cualquiera aunque también es verdad que, en dinámica negativa, puede ser un perfil desesperante. Pese a todo, incluyendo la buena dinámica grupal del Real Valladolid, el italiano es un estilo que necesita el equipo de Sergio. Él y cualquiera. Los pucelanos han creado unas expectativas tan altas y un nivel de juego de tanto calado que, cuando éste viva momentos bajos o débiles, la individualidad se impondrá al grupo.

Daniele Verde, antes de su primer entrenamiento en los Anexos durante el pasado verano | <em><strong>Foto: RealValladolid.es</strong></em>

Daniele Verde, antes de su primer entrenamiento en los Anexos durante el pasado verano | Foto: RealValladolid.es

El atacante italiano es un jugador con mucha confianza en su juego. Sabe qué puede hacer y no tiene reparos en buscarlo. Siempre quiere el balón al pie para buscar verticalidad y la portería rival. El ’11’ quiere ser protagonista y lo quiere ser con el balón. Busca ser diferencial porque así es su juego. Ahora, el rendimiento le sale de cara. El ratio de éxito en sus disparos a puerta invita a que el equipo le busque. El Real Valladolid quiere potenciar esa vía, aquélla que ofrece un alto rendimiento en la actualidad pero que puede generar dudas y potenciar egoísmos en apenas unas semanas, al llegar unos hipotéticos malos resultados.

El recuerdo futbolístico de Patrick Ebert
Ver sobre el terreno de juego a Daniele Verde es ver a un jugador distinto a Patrick Ebert pero con el mismo perfil. Alemán e italiano son jugadores con un alto grado de confianza en su juego. Saben qué pueden hacer, dónde son determinantes y cómo pueden ser protagonistas. El talentoso golpeo del jugador alemán marcó diferencias en su estancia en Valladolid. Fue determinante porque el equipo supo asumir que él era un referente. En tiempos de crisis durante los partidos, el equipo de Miroslav Djukic sabía dónde llevar el balón. Ebert siempre lo iba a intentar. Nunca se iba a esconder. Debía reivindicarse.

La temporada 2012/2013 era la campaña más importante de la carreta del alemán. Tras años de irregularidad en la Bundesliga, la oportunidad que le llegó desde el Estadio José Zorrilla debía ser un antes y un después. Así la asumió el jugador. Quería protagonismo y asumía la exigencia que éste tenía.

En una escala muy similar, pese a la diferencia por el menor protagonismo en las primeras jornadas, Daniele Verde tiene un entorno similar a aquel. El italiano está ante una temporada determinante en su carrera. La libertad y el protagonismo que le puede llegar a ofrecer el proyecto pucelano puede y debe ser determinante para un jugador individualista pero necesario para el éxito de este proyecto. El Real Valladolid necesita a Verde. Ahora y, sobre todo, cuando llegue, si llega, una época de dudas y zozobra.