Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|martes, diciembre 18, 2018
Estas aquí: Home » La frialdad de los partidos | 2018/2019 » El éxito blanquivioleta de tener cara de ganador
  • Sigue a LAV en

El éxito blanquivioleta de tener cara de ganador 

Real Valladolid 1 – 0 SD Huesca | Tercera victoria consecutiva del Pucela

Tras sumar dos victorias consecutivas y siete punto de nueve posibles, la visita de la Sociedad Deportiva Huesca era la oportunidad para ver al mejor Real Valladolid de la temporada. Sin agobios, prisas ni ansiedades, el Pucela podría mostrar su mejor versión en el terreno de juego. Ésta era la idea en la previa pero, después, durante el partido se vio a otro tipo de Real Valladolid. Con la tranquilidad de los últimos resultados se vio a un conjunto seguro en los primeros 45 minutos y confiado y respetado en el resto del partido. La victoria ante el equipo oscense, dentro de los merecimientos pucelanos, se terminó produciendo por la fuerza mental y física del equipo pucelano, un conjunto que cree en lo que hace y que, así, le sonríen todos los detalles.

Los jugadores del Real Valladolid, tras el tanto de la victoria de Rubén Alcaraz | <em><strong>Foto: LaLiga</strong></em>

Los jugadores del Real Valladolid, tras el tanto de la victoria de Rubén Alcaraz | Foto: LaLiga

La madurez del equipo
Muchas veces se habla de lo importante que es ganar dentro de un modelo, una identidad y un estilo. Se llega a decir que “lo importante no es ganar sino el cómo”. Miramos en demasía el cómo cuando, en realidad, lo que mejor sienta a un equipo y a su entorno son las victorias. Estas hacen creer y crecer a cualquiera. Todos creen en su trabajo si tiene la recompensa de una victoria, no si ven que el estilo es el ‘apropiado’ y así se demostró en la visita de la Sociedad Deportiva Huesca al Estadio José Zorrilla.

Tras los éxitos recientes del equipo blanquivioleta, con tres partidos de gran envergadura, se esperaba que desde un estilo y una identidad de juego los de Sergio González se impusieran al equipo oscense pero la victoria llegó desde la buena lectura, la hechura y el control de un equipo fuerte que no tiene nervios y sí mucha confianza. Ese estilo convencido del Real Valladolid fue el que aupó al Estadio José Zorrilla a una nueva victoria.

Estos tres nuevos puntos confirman uno de los mayores éxitos del conjunto vallisoletano. Que a estas alturas de la temporada, un proyecto de las limitaciones pucelanas al ser recién ascendido tenga ya cara y rostro de equipo ganador es determinante para poder hacer frente al futuro más inmediato del equipo.

Sufrimiento innecesario
Ese rostro es importante pero no tanto como para superar dos duros golpes. Por ello, que éste existiera en el duelo ante el equipo azulgrana fue determinante para superar al equipo de Leo Franco pero, sobre todo, para superar los momentos duros de la segunda parte. Tristemente no valdrá para nada más. Tras unos primeros 45 minutos de gran calidad y enormes ocasiones, el Pucela terminó viendo peligrar la victoria por lo ajustado de un marcador que debería haber sido más alto en el tiempo de descanso.

Con un solo tanto de diferencia, después de ver anulado el gol de Leo Suárez al inicio de la segunda parte, el Pucela pagó el golpe de la decisión del VAR. Sufriendo ante el juego directo de la Sociedad Deportiva Huesca, el encuentro se hizo largo para un conjunto que sigue creciendo en sensaciones y, en juego, en pequeños detalles y momentos, pero que, en esta ocasión, supo llevarse los tres puntos y la tercera victoria consecutiva por sus hechuras, su lideragzo y la cara de ganador que mostró en el partido. Motivos más que suficientes para celebrar la ampliación de esta racha de resultados.