Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|Martes, septiembre 25, 2018
Estas aquí: Home » Los fichajes, sobre el césped » Explosividad que necesita lo que el Pucela se pide
  • Sigue a LAV en

Explosividad que necesita lo que el Pucela se pide 

Keko Gontán regresa a Valladolid para volver a ser el jugador que inició su etapa profesional de blanquivioleta. La unión entre ambos tiene connotaciones recíprocas

Keko Gontán es un jugador conocido en el Estadio José Zorrilla. Fue el Real Valladolid el primero en apostar por él para el fútbol profesional. Es innecesario describir quién es el jugador. El entorno blanquivioleta sabe que el madrileño llegó a Pucela en 2010 para sustituir a Sisinio González. Su parecido futbolístico convenció a Roberto Olabe. Ahora, el perfil de Keko es similar pero la forma en la que llega no. Desde aquel fichaje, el nuevo jugador blanquivioleta ha pasado por seis equipos. Ha evolucionado, mejorado y crecido hasta llegar a su mejor momento en la Sociedad Deportiva Éibar. Tras aquello, dos tristes campañas en el Málaga CF que, además de llevar al equipo a Segunda, no le han dejado estrenarse como goleador pero sí perder parte del estatus que consiguió desde su paso por Valladolid. Aquel fue el inicio. Ahora le toca el reinicio.

· La presentación, en ElDesmarque Valladolid | “¿Quién es, realmente, Keko Gontán?” ·

Presentación LAV de KEKO GONTÁN como nuevo jugador del Real Valladolid para la próxima temporada

“Resetear”
Recuerdo que hace dos veranos, cuando el Málaga CF presentó a Keko Gontán y a Jony Rodríguez, me quedé muy sorprendido al conocer la facilidad de palabra del extremo madrileño. Se movía muy bien ante los medios de comunicación. Mi imagen era la de un niño tímido y muy discreto. Esa fue la sensación que dejó en Valladolid hace ya ocho años. Aquella presentación cambió mi percepción y, por ello, quise ver su puesta de largo en el Estadio José Zorrilla. Ésta iba a marcar qué jugador llega a Valladolid.

En Málaga se vio una sinceridad rotunda del jugador pero, a su vez, una solvencia importante. Quizás excesiva. Era su momento. El equipo andaluz había pagado cinco millones por él y éste vivía su mejor momento. Ahora, todo es diferente. El futbolista regresa a Valladolid tras dos temporadas muy flojas. Sin goles, con apenas 2.200 minutos y con sólo dos partidos completos en los últimos dos años, la versión de Keko ha cambiado. Sigue siendo muy sincero pero, ahora, también está siendo realista.

Al Real Valladolid no llega en una nube. Lo hace en un momento delicado de su carrera. El rendimiento en Málaga y el descenso del equipo han dejado tocado a un jugador que, sin tapujos, habló de “resetear” en su presentación. Necesita volver a sentirse el futbolista que fue el Éibar y no hay mejor lugar que Valladolid. Aquel club que le tendió la mano para sus primeros pasos profesionales se la vuelve a dar, ahora, para que vuelva a su camino. El Real Valladolid quiere ayudar a Keko y se quiere aprovechar de ello. Obviamente, en una circunstancia normal este Pucela no podría acceder a un jugador como el madrileño pero ante la necesidad de reiniciar, sí. El Pucela puede y quiere aceptar esta oportunidad.

Quiere hacerlo porque sigue viendo en el extremo a ese jugador explosivo y con descaro que tanto llamó la atención entre los años 2014 y 2016. En el Albacete Balompié y en la Sociedad Deportiva Éibar se vio al mejor Keko posible. Aquel era un jugador diferente al resto en circunstancias ofensivas y, después, un futbolista muy comprometido en las defensivas. Así consiguió la dura tarea de convencer a José Luis Mendilibar y de esta forma el Málaga CF apostó por él hace dos veranos.

Otra recuperación
La inversión fue fuerte y parecía fiable en su momento. Era uno de los mejores extremos de la categoría. Pocos jugadores como él había en el mercado. En un fútbol de tanta combinación y juego posicional, Keko siempre encaraba, buscaba la jugada individual y potenciaba la verticalidad. Daba salida al equipo cuando éste se atascaba. La versión armera del extremo fue determinante y es esa la que se quiere recuperar en Valladolid. Tanto el Club como el jugador buscan recuperarla pero saben que no será fácil ni cuestión de unas pocas semanas.

Keko Gontán, en un encuentro de la pasada temporada con el Málaga CF | <em><strong>Foto: CapitalDeporte</strong></em>

Keko Gontán, en un encuentro de la pasada temporada con el Málaga CF | Foto: CapitalDeporte

Keko llega a Valladolid para resetear su cabeza y para que de blanquivioleta se vuelva a ver a un futbolista disponible para encarar, potenciar jugadas individuales y tener descaro en los últimos metros. El Pucela necesita velocidad y personalidad en los últimos metros y en el área y ahí, Keko fue determinante hace sólo dos años. ¡Sólo dos! Ese futbolista no se ha perdido. Sólo hay que recuperarlo. Como Ivi López y, ahí, Miguel Ángel Gómez puede ser determinante.