Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|Lunes, julio 23, 2018
Estas aquí: Home » La frialdad de los partidos | 2017/2018 » El fútbol sonríe al Pucela y éste se lo agradece
  • Sigue a LAV en

El fútbol sonríe al Pucela y éste se lo agradece 

CD Numancia 0 – 3 Real Valladolid | Importante zancada para conseguir el ascenso

Podemos argumentar por qué, analizar cómo ha llegado el equipo hasta este momento e, incluso, valorar qué peso ha tenido Sergio González en ello. Todo influye para que la situación del Real Valladolid en este play-off sea la que está viviendo pero nadie puede esconder que el fútbol está sonriendo al equipo blanquivioleta. En Soria, en la ida de la final de la promoción, fue un ejemplo más. Un buen inicio del partido por parte del equipo local fue respondido por el primer gol del Real Valladolid. Con esa ventaja, el equipo supo aprovechar hasta una lesión. Ya con Pablo Hervías, el Pucela fue un huracán sin contemplaciones hacia un digno rival.

· La crónica del encuentro, para ElDesmarque Valladolid | ‘Directos de Primera’ ·

Los jugadores del Real Valladolid celebran el gol de Pablo Hervías en Soria | <strong><em>Foto: LaLiga</em></strong>

Los jugadores del Real Valladolid celebran el gol de Pablo Hervías en Soria | Foto: LaLiga

Una primera parte de play-off
La situación del Real Valladolid le está llevando a no valorar qué es un play-off de ascenso. Las dos victorias sobre el Sporting de Gijón y la contundencia del resultado en Soria hacen que el equipo blanquivioleta no esté ‘sufriendo’ todo lo que parece. Los resultados son amplios y la superioridad, manifiesta pero todo ello no quita para que el Real Valladolid haya sentido mucha presión en determinadas fases de los tres primeros partidos de la promoción. Entre todos, la primera media hora en Soria es la mayor.

En el Estadio de Los Pajaritos, el Real Valladolid tuvo que sufrir, y supo hacerlo. La realidad de los primeros 45 minutos en Soria es de un rival muy superior al Pucela. En dominio, ocasiones, fuerza y control. Los de Jagoba Arrasate pusieron en muchos problemas a los pucelanos en 30 minutos de gran presión y elevado ritmo de juego. Los visitantes llegaron a sufrir, supieron hacerlo y ajusticiaron cuando tuvieron oportunidad.

Como en el duelo de ida ante el Sporting de Gijón, el balón parado fue determinante. Una falta lateral terminaba en el primer tanto de la tarde, obra de Kiko Olivas. Con él y antes del ya habitual tanto de falta de Pablo Hervías, el Real Valladolid respiró. Cumpliendo el objetivo de marcar como visitante. El duelo se ponía de cara pero nadie pensaba que el primero gol de Olivas de blanquivioleta marcaría tanto el partido.

Al ritmo de Hervías
Ese tanto del ‘4’ pucelano abrió el partido, espoleó a los vallisoletanos y debilitó mucho a los sorianos. El Pucela supo aprovechar sus opciones a merced de un rival tocado mentalmente. El primer tanto marcó un partido para ayudar a un Real Valladolid en un estado de gracia tal que hasta una lesión le ofreció la oportunidad de encarrilar la eliminatoria. A los 10 minutos tras la reanudación, Pablo Hervías entraba en el terreno de juego. Javi Moyano se había lesionado y el ‘11’ debía sustituirle.

· El análisis individual de la victoria (0-3) en Soria, para ElDesmarque Valladolid ·

Con el riojano sobre el terreno de juego, el Real Valladolid metió una marcha más. Con el gol del extremo el duelo ya se rompió definitivamente. Un nuevo golpeo de falta de Hervías dejaba la eliminatoria casi sentenciada y no por la diferencia de goles sino por lo que este gol iba a producir.

Con una diferencia de dos goles, el Real Valladolid esperó, durante unos minutos, resguardado. Esperaba los ataques de un rival al que el resultado ya no le valía. En esa lucha, el equipo de Sergio salió victorioso porque supo aprovechar una transición. Un robo de balón, una gran lectura de Jaime Mata y una dificultosa definición de Óscar Plano propiciaron el tercer gol y el cierre de una eliminatoria que aclara muchas circunstancias sobre este Real Valladolid. El Pucela es un equipo fiable que aprovecha todas las opciones que le deja un fútbol que, últimamente, le sonríe con facilidad y éste lo aprovecha para rozar el ascenso.