Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|Domingo, agosto 19, 2018
Estas aquí: Home » La frialdad de los partidos | 2017/2018 » El Pucela no genera debates, solamente ilusiones
  • Sigue a LAV en

El Pucela no genera debates, solamente ilusiones 

El Real Valladolid, tras eliminar al Sporting, está a 180 minutos de Primera

Una de las grandes dudas del mundo del fútbol es saber qué importante más: las sensaciones o los resultados. Siempre he pensado que la importancia depende de la etapa de la temporada en la que se vea, aunque el Real Valladolid me ha hecho dudar en la semifinal del play-off de ascenso a Primera división. Tras la victoria (3-1) del partido de ida, las sensaciones era muy superiores a un resultado que ya era muy positivo. El gol de Jony Rodríguez minimizaba la ventaja numérica del equipo blanquivioleta pero no la futbolística. En ese momento, el resultado era peor que la sensación pero el Pucela lo confirmó en El Molinón. Una nueva muestra de superioridad de los pucelanos conlleva el pase a la final y, a su vez, confirma las mejores sensaciones.

El Real Valladolid celebra junto a su afición, la clasificación en el Estadio de El Molinón | <em><strong>Foto: LaLiga</strong></em>

El Real Valladolid celebra junto a su afición, la clasificación en el Estadio de El Molinón | Foto: LaLiga

El gol de Jony
Siempre se dicen que las eliminatorias son ‘partidos’ de 180 minutos. Siguiendo ese análisis, la clasificación del Real Valladolid para el play-off de ascenso a Primera división se debe leer en lo que ocurrió en la victoria (3-1) en el Estadio José Zorrilla y lo trascendido en la vuelta (1-2) en el Estadio de El Molinón. Lo vivido en esos dos tiempos de 90 minutos confirma la clasificación de Real Valladolid. Por goles, victorias, rendimiento, fútbol y sentimiento. El equipo de Sergio González ratifica en esta eliminatoria todo lo que se lleva barruntando en el ambiente pucelano desde la llegada del barcelonés al club blanquivioleta.

El cambio de entrenador gestó confianza en el entorno y el mejor ejemplo es la rueda de prensa de Sergio tras la victoria del jueves. El gol de Jony Rodríguez hizo dudar a parte del entorno. El asturiano reducía la renta blanquivioleta pero, realmente, las sensaciones era magníficas. Nadie podía dudar del equipo tras el magnífico duelo firmado en el Estadio José Zorrilla. Algunos lo hicieron y el equipo les convenció en 45 minutos.

Si había ya pocas dudas de la candidatura pucelana para conseguir el ascenso a Primera división, el primero tiempo disputado en Gijón lo consiguió. Si bien Sergio González aseguró en la previa que el equipo no iba a “especular”, el Real Valladolid salió al estadio asturiano convencido de cerrar la eliminatoria. Leyendo a la perfección lo que el partido exigía, la eliminatoria estaba cerrada antes de disputar los últimos 45 minutos. Jaime Mata y Óscar Plano, con dos golazos, cerraron el pase para la final ante el Club Deportivo Numancia.

Que el ritmo no pare
Mucho he leído que los sorianos son el equipo que “menos tiene que perder” de todos los congregados en el play-off, pero no creo que sea así. Es cierto que los rojillos fueron los últimos en entrar y los que lo hacen desde el puesto más abajo pero viven esta situación por perder aquello que tenían ‘ganado’. Después de la victoria (0-1) del Real Valladolid en Soria, la sensación era de que los numantinos, ganando los duelos ante el Lorca FC y el Sevilla Atlético, serían equipo de play-off.

Era cuestión de lógica pero los de Jagoba Arrasate perdieron ambos partidos. Sin sumar nada ante dos equipos descendidos, la exigencia pasó a ser parte del próximo rival del Real Valladolid. Un derbi de Castilla y León marcará qué equipo estará en Primera división la próxima temporada. Lo hará en un duelo en el que ninguno puede tener nada que perder y sí mucho que ganar. Ambos vivieron momentos complicados en la temporada pero, ahora, el ritmo parece ser blanquivioleta. Los de Sergio han impuesto una velocidad de crucero en su juego y, sobre todo, en su rendimiento en la que nadie le para. Al menos, hasta la final del play-off.