Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|Domingo, octubre 21, 2018
Estas aquí: Home » Artículos destacados » Tras ganar en Soria, a mí ya me salen las cuentas
  • Sigue a LAV en

Tras ganar en Soria, a mí ya me salen las cuentas 

A dos puntos del play-off y con 12 más en juego, a mí, personalmente, sí me salen las cuentas para ver al Real Valladolid en la zona de promoción al final de la temporada

Qué pena, por no decir putada, el gol de Servando en el empate (1-1) ante el Cádiz CF. Sin él, la victoria (0-1) en Soria sería aún más gratificante de lo que ya lo es ahora. Superar el equipo de Jagoba Arrasate ha sido el plus de motivación que el Real Valladolid necesitaba para el tramo final de la temporada. Es un detalle determinante para un objetivo sobre el que ya empiezan a salir las cuentas. La situación actual del equipo lleva a creer que los números salen. A mí, personalmente sí me cuadran esas cifras. Es más, estoy seguro de que si el Real Valladolid cumple con sus obligaciones, llegará a las dos últimas jornadas, ante Real Zaragoza y CA Osasuna, entre los seis primeros clasificados de la categoría.

Los jugadores del Real Valladolid celebran, junto a la afición, la victoria en Los Pajaritos | <em><strong>Foto: LaLiga</strong></em>

Los jugadores del Real Valladolid celebran, junto a la afición, la victoria en Los Pajaritos | Foto: LaLiga

Totalmente convencido
Lo dije este martes en la tertulia semanal de Radio Marca Valladolid y lo sigo manteniendo con el paso de la semana y el descenso de la emoción tras la victoria (0-1) vivida en directo en el Estadio de Los Pajaritos de Soria. Pese al paso de las horas, mi afirmación es clara: “Ganando los dos próximos partidos, el Real Valladolid llegará a La Romareda dentro del play-off”. Es decir, si el equipo de Sergio González gana al Albacete Balompié en el Estadio José Zorrilla y en la visita al Lorca FC, los blanquivioleta afrontarán las últimas dos jornadas desde los seis primeros clasificados. Desde el ansiado objetivo marcado desde el mes de agosto.

¿Por qué lo tengo tan claro? Por sensaciones, números y, en parte, por lógica. Empezando por el principio, los seis próximos puntos son determinantes. O todos, o nada. El Real Valladolid perdió el margen de error y para volver a tener una mínima opción de error, las dos próximas victorias son obligatorias. Si el Pucela no gana los dos partidos, en su casa y ante un equipo que roza la salvación y en la visita a un equipo que ya ha perdido la categoría y que ha caído en el 61,5% de los partidos disputados, los de Sergio González no se merecen la disputa del play-off. Para estar dentro del objetivo hay que cumplir con las obligaciones y ésta es una de ellas.

Consiguiendo esos dos partidos, sin opción de perder ningún punto, el Real Valladolid llegará a los 64 puntos. Además de que esta cifra ya ha dado entrada en las últimas cuatro promociones, la dinámica blanquivioleta no sólo invitaría a la disputa del play-off. Llevaría a más. Con tres victorias seguidas lejos de Zorrilla y nueve puntos consecutivos, el Pucela sería un rival temido que ya tendría muchos más argumentos de los que posee actualmente. Por ejemplo, Jaime Mata ya no sería el único miedo pucelano.

¡Quién nos lo iba a decir!
Los números invitan al optimismo y la lógica de ver a un equipo ambicioso, también. A todo esto hay que sumar los tres duelos directos que se producen en las dos próximas jornadas. La visita del Real Zaragoza a Cádiz y las del Real Oviedo y Club Deportivo Numancia a Pamplona. Ver que no todos los equipos pueden sumar en la pelea por la sexta plaza espolea las opciones de un Real Valladolid al que, tras Soria, le salen las cuentas. Y a mí, también. Ganando los dos próximos partidos, el equipo estará en ventaja para las dos últimas jornadas.