Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|Domingo, octubre 21, 2018
Estas aquí: Home » Artículos destacados » Reflexionando sobre la incorporación de Al-Mousa
  • Sigue a LAV en

Reflexionando sobre la incorporación de Al-Mousa 

Al-Mousa al Real Valladolid. ¿Oportunidad aprovechada o error del Club?

El martes es, personalmente, un buen día. Se trata de una oportunidad de leer todo aquello que he dejado pendiente durante el fin de semana. Más horas libres valen para obtener más información sobre todo lo que ha sucedido en el mundo del fútbol y en el Real Valladolid. Es un día para ponerse al día de una forma más intensa. En esta ocasión, el foco estaba puesto en el fichaje de Nouh Al-Mousa, el centrocampista saudí que se ha convertido en el segundo fichaje invernal del equipo de Luis César Sampedro. Obviamente, nadie puede hablar de sus condiciones futbolísticas. Pequeños informes, detalles muy puntuales de su juego y descripciones muy breves de qué tipo de futbolista ha fichado el Real Valladolid dejan el debate sobre su incorporación en saber si el club blanquivioleta ha cometido un error mayúsculo en su fichaje o, por el contrario, ha aprovechado una oportunidad del mercado. Una opción económica, no deportiva pero una opción al fin y al cabo.

Nouh Al-Mousa posa con la camiseta del Real Valladolid junto a Carlos Suárez | <em><strong>Foto: RealValladolid.es</strong></em>

Nouh Al-Mousa posa con la camiseta del Real Valladolid junto a Carlos Suárez | Foto: RealValladolid.es

De Al-Mousa a la cantera
Poco he hablado del Real Valladolid Promesas y del trato a la cantera. Me faltan datos y conocimiento. Tengo, obviamente, mi opinión sobre qué debe hacer un club profesional con la gente joven pero siempre he pensado que éste es un debate “complicado y tóxico”. Para mí, en un inicio, es un tema embarazoso y muy complejo pero para otros sectores, no sólo de Valladolid, es el punto recurrente y aquel que marca todos los análisis.

A nivel blanquivioleta, por ejemplo, cuando llegó Sulayman Marreh se dudó del proyecto de cantera y, después, cuando se dudó de las opciones que podía tener Anuar Tuhami en el primer equipo, se confirmó. Cuando se han renovado a los tres canteranos del primer equipo y a la joya más preciada del filial, por el contrario, se ha escondido. El tema de la cantera sirve para arrojar críticas. Todas esas ‘heridas’ se habían cerrado pero parece que se han vuelto a abrir con la llegada de Nouh Al-Mousa.

La incorporación del centrocampista saudí ha cuestionado el peso de la cantera en el Real Valladolid y no sólo en Pucela. El demagógico comunicado de la AFE ha intentado señalar a todos los equipos que han aprovechado una oportunidad que puede dejar grandes réditos a medio/largo plazo. Obviamente, Al-Mousa es una apuesta deportiva del Real Valladolid llena de incógnitas e incertidumbres. Es fáicl coincidir en este punto. A nivel deportivo poco puede aportar pero su rendimiento no será menor que el de Sergio Marcos o Sulayman Marreh, jugadores de la misma posición, durante esta temporada, por ejemplo.

Suponiendo que todo lo que puede sumar le dará poco cache al Real Valladolid en el corto plazo o, lo que es lo mismo, en lo que dura esta cesión, no hay duda de que la entidad pucelana puede obtener un jugoso beneficio más allá del medio plazo. Se habla de un beneficio económico de cerca de un millón de euros. ¡Un millón de euros! Conociendo que el límite salarial del Real Valladolid es de poco más de seis millones, la cifra, repercuta en lo que repercuta en el presupuesto, es irrechazable. Por ello debemos ser serios, no puristas.

Grandes nombres
En un inicio fue el Real Valladolid el primero que anunció la llegada de un jugador saudí. Llamó la atención pero, poco a poco, la tarde del domingo fue pasando y varios equipos adquirieron jugadores. Leyendo los nombres, yo pongo la mano en el fuego por esta operación. El Villarreal CF, un club que apuesta económicamente por la cantera, el CD Leganés, el que más ha crecido en los últimos 20 meses a nivel institucional, o el CD Numancia, el ejemplo económico de la categoría de plata, han apostado por este idea ofrecida por LaLiga.

Todos los jugadores de Arabia Saudí posan con las camisetas de sus respectivos equipos | <em><strong>Foto: LaLiga</strong></em>

Todos los jugadores de Arabia Saudí posan con las camisetas de sus respectivos equipos | Foto: LaLiga

Con el apoyo y la presencia de estos equipos, más otros de solvente actuación como el Levante UD, la apuesta lleva a pensar que el Real Valladolid está en una negociación segura y en una operación productiva. No olvidemos que el club blanquivioleta, como todos, gana más dinero si la pelota entra en una portería pero como cualquier empresa tiene otras vías de financiación. Ésta es una y Carlos Suárez no podía decir que no

Cuestión deportiva
Argumentado la viabilidad de la llegada del jugador, en cuestión institucional y económica, después llega el momento de hacerlo en la situación deportiva y futbolística. Es difícil, por no decir imposible hacerlo con argumentos de peso. El jugador es un gran desconocido. Se le atribuye un perfil similar al de Anuar y unos atributos físicos muy similares al centrocampista ceutí. Esperando a conocer estas cualidades, la operación se centra en definir lo que se conoce como el ‘fútbol moderno’.

Para mí, que un jugador saudí llegue al Real Valladolid cuando éste está en Segunda división sí es un éxito del fútbol moderno. Que el Real Valladolid pueda obtener un rédito económico a un fichaje de invierno estando en Segunda división, sí es un éxito del fútbol moderno. Por otro lado, que un jugador llegue a un club y no sea por sus atributos futbolísticos no es parte del fútbol moderno. Ni mucho menos. Siempre han existido y siempre van a existir intereses ajenos al fútbol. En el fútbol no sólo manda el fútbol.

Con hay beneficios, hay intercambios y en esas transacciones confluyen más vistas que las primarias. En esta ocasión, todo es muy simple. El Real Valladolid ha encontrado una oportunidad económica, de la que puede obtener un rendimiento deportivo inmediato con un jugador que no le cuesta pero gracias al que puede disponer de un pellizco económico para invertir en el Club. Incluso en cantera, la gran perjudicada según la AFE.