Desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid|Domingo, enero 21, 2018
Estas aquí: Home » Artículos destacados » Miguel Ángel Gómez sí representa el ‘XII Pucela’
  • Sigue a LAV en

Miguel Ángel Gómez sí representa el ‘XII Pucela’ 

De todo lo vivido en Pamplona, lo único positivo es la confirmación de que la llegada de Miguel Ángel Gómez al Real Valladolid es la mejor noticia en muchos años

“La llegada de Miguel Ángel Gómez es la mejor noticia en Valladolid desde la regreso de Óscar en 2010″

Nervioso pero contundente. Impreciso en su explicación pero con las ideas claras. Las sensaciones que dejó Miguel Ángel Gómez este pasado sábado en el Estadio de El Sadar, tras el aplazamiento del duelo entre el Real Valladolid y Club Atlético Osasuna, son la única nota positiva de un fin de semana para olvidar en el seno blanquivioleta. Entendiendo al proyecto ‘XII Pucela’, que tanto se ha vendido en el entorno blanquivioleta en los últimos meses, como el sentir de que el Real Valladolid no está muerto, el director deportivo pucelano, el último en llegar a la ciudad, representa todos esos valores de sentimiento pucelano que se han pisoteado en las últimas fechas y horas. En diferentes formatos, Gómez fue la voz del aficionado, aquélla olvidada y la misma que exigía más protagonistas en el penúltimo maltrato al Real Valladolid. Por todo ello, Miguel Ángel Gómez no sólo representa al Real Valladolid, sino a mucho de lo que éste debe ser.

Miguel Ángel Gómez atiende a los medios de comunicación tras el aplazamiento del partido en Pamplona | <em><strong>Foto: LaLiga</strong></em>

Miguel Ángel Gómez atiende a los medios de comunicación tras el aplazamiento del partido en Pamplona | Foto: LaLiga

En defensa de los jugadores
“El colegiado designado acaba de decidir la suspensión del partido. Se disputará mañana a las 12:00 horas”. Así comunicó Club Atlético Osasuna la situación del sábado. Con ese mensaje, el Real Valladolid quedó tocado a nivel de imagen y solo a nivel de apoyos. Sin querer entrar a debatir ni a hablar sobre todos los detalles legales y marcados por la competición a nivel de cuándo se debía jugar el partido, en los que creo que se hizo cierta justicia pero no igualdad entre los dos equipos, lo que tengo muy claro es que el Real Valladolid se quedó solo. Lo hizo al no tener más apoyos ni voces que la de Miguel Ángel Gómez.

El director deportivo del Real Valladolid asumió el peso de la situación y explotó en diferentes formatos. Comenzando por las declaraciones en la web oficial del Club y llegando hasta su mensaje en Instagram, Gómez pasó por diferentes medios de comunicación. La noticia, como se pudo leer en ElDesmarque Valladolid, por ejemplo, era que el Pucela estaba “molesto” por el aplazamiento del partido. “Acatamos la decisión pero no la compartimos”, llegó a asegurar un director deportivo desamparado en la búsqueda de apoyos y, ante todo, en la defensa de los intereses de su Club y de sus jugadores.

Sólo una voz
Tristemente lo importante no ha estado en la voz de Miguel Ángel Gómez ni en el contenido de sus palabras. Este sábado, el director deportivo estuvo sóolo y el Club quedó gravemente golpeado a nivel de imagen. Una voz autorizada se expresó enfadada en el propio césped del Estadio de El Sadar y en la zona mixta. Después lo hizo a nivel personal pero, lo peor, estaba aún por llegar. Ni el Club ni ningún cargo superior a Gómez hablaron. Ni lo hicieron ni lo han hecho. Ni antes ni después del partido. El director deportivo se sintió maltratado y la plantilla, más de lo mismo. Pablo Hervías así lo afirmó tras el partido. Uno de tantos.

El potencial blanquivioleta quedó ninguneado. Se sintió desprotegido y nadie más del Club habló. No sé hasta qué punto pudo estar equivocado Miguel Ángel Gómez en el contenido y en las formas de sus exposiciones en Pamplona pero sí que tengo muy claro fue el único que antepuso el Club y la imagen del Real Valladolid a cualquier circunstancia. Dentro del mensaje que ha querido enviar la entidad pucelana tras la presentación del ‘XII Pucela’, creo que defender el escudo y al Club por encima de cualquier circunstancia es un punto determinante para recuperar el puesto que el Pucela quiere volver a defender.

Lo es o, al menos, así debería ser para cambiar cualquier circunstancia, pero en el primer momento delicado e importante desde su presentación a finales de 2017, el Real Valladolid ha respondido de la misma forma que antes. Sin estructura, sin apoyos y con un preocupante desamparo. Lo importante en este nuevo y, supuestamente, ambicioso proyecto es potenciar los activos del Pucela. Miguel Ángel Gómez lo es y no ha sido apoyado; la plantilla, obviamente, también lo es, y no ha sido respaldada en sus quejas. Tristemente aquí ha estado la gran derrota del Real Valladolid en Pamplona. Por encima del (4-2) marcador queda una imagen en Pamplona que ni Miguel Ángel Gómez pudo salvar y no porque no lo intentase.