La linterna de Velasco

La linterna de Ángel Velasco, desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid

Reflexiones express

Quizás el Pucela necesita «ganar sólo un partido»

Luis César Sampedro sorprendía en su análisis tras la derrota (2-1) en Albacete al asegurar que su Real Valladolid sólo necesita gana «un partido». Para él, los pucelanos deben ganar tres puntos para cambiar toda su versión, su mentalidad y su confianza. Sorprendente al saber que hace sólo tres semanas los pucelanos ganaban (3-1) al Real Oviedo en un encuentro determinante para el futuro blanquivioleta. Ahora, el equipo necesita otra. Posiblemente ésta sea una victoria que se necesita conseguir al más puro estilo del entrenador. Superar al equipo de Juan Antonio Anquela no tuvo los condicionantes que el preparador quiere y, sin ellos, el gallego no se ve reforzado, como debería sentir y como necesita.

Necesitamos ganar un partido. Uno. Cuando lo ganemos, cambiaremos la perspectiva y ganaremos en confianza y sensación de fortaleza

¿Honestamente alguien cree que Luis César Sampedro se fue contento tras la victoria ante el Real Oviedo? Su rostro, su mensaje y sus gestos en la sala de prensa del Estadio José Zorrilla mostraron una alegría muy disimulada de un entrenador que había visto que su equipo ganaba de una forma que a él no le gustaba. Pese a la necesidad por sumar tres puntos, el cómo no convencía al entrenador y así lo hacía ‘ver’. Ahora, exigiendo una victoria para que su equipo pueda volver al nivel competitivo mínimo, ésta parece estar soñada bajo los parámetros del entrenador gallego y no desde aquella ‘versión B’ del equipo.

Las dudas del equipo
La sensación ahora mismo es que el equipo tiene muchas dudas. No confía al 100% en el estilo de juego ni en el entrenador. Desde fuera y desde lejos, este Real Valladolid deja la muestra de que no termina de confiar en cómo se juega y no, por el contrario, en la calidad del equipo. Luis César, experimentado en el fútbol y en la categoría, lo sabe. Lo ve y lo nota. Ve que a ciertos jugadores les cuesta confiar en el estilo que él promulga y, por ello, pide una victoria a ‘su’ estilo. El Pucela la necesita. A él le urge para poder respirar.

Dejando claro, en hechos y palabras, que su estilo es innegociable y que antes prefiere ‘morir’ que cambiarlo, el entrenador pucelano va a seguir marcando su estilo y buscando que éste dé una victoria. Si ésta se consigue, el Real Valladolid verá el horizonte de otra forma, rs cierto. Con esa supuestavictoria, el Pucela podrá empezar a ser otro. Volviendo a ganar bajos los parámetros del entrenador, éste verá reforzadas sus ideas, aquéllas que no están aprobadas muy posiblemente desde el 30 de septiembre, cuando se ganó (4-1) al Córdoba CF.

1988. Periodista deportivo y entrenador UEFA PRO que cree que en el fútbol todo tiene el término apropiado y un porqué obligatorio. Por ello, desde 2007 lleva entrenando equipos y escribiendo en este pequeño rincón.