Desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid|Sábado, octubre 21, 2017
Estas aquí: Home » La frialdad de los partidos | 2017/2018 » Una derrota para elogiar la ambición de Sampedro
  • Sigue a LAV en

Una derrota para elogiar la ambición de Sampedro 

S.D. Huesca 1 – 0 Real Valladolid = Una derrota para confirmar el camino

“A las buenas y a las malas. Debemos ser un equipo en cualquier circunstancia pero, sobre todo, cuando vengan mal dadas”. La filosofía que debe tener el Real Valladolid tras su paso liguero por Huesca debe ser la que quiere cualquier entrenador de fútbol. Una derrota no debe generar dudas innecesarias en un equipo y menos si ésta se produce con la imagen blanquivioleta vista en El Alcoraz. Los pucelanos, fieles a una idea de juego, mostraron una buena versión en el duelo copero ante el conjunto azulgrana. No ganaron pero lo intentaron hasta el último minuto. Liderados por un discurso ambicioso de Luis César Sampedro desde el banquillo, esta derrota debe reconfortar determinados aspectos del juego e ideales del equipo blanquivioleta. 

· La crónica del partido, para ElDesmarque Valladolid | “Traspié en Huesca” ·

Jugadores del Real Valladolid y oscenses, en una acción de estrategia del duelo liguero en Huesca <em><strong>(RealValladolid.es)</strong></em>

Jugadores del Real Valladolid y oscenses, en una acción de estrategia del duelo liguero en Huesca (RealValladolid.es)

Una racha rota
La perfección no existe en el mundo del fútbol. Por mi veloz que juegue un equipo, la velocidad de juego siempre podrá ser ampliada. Por muchas ocasiones que se generen, si éstas no entran el éxito ofensivo será cuestionado. Es difícil saber dónde está el límite y más en una fase de creación de los equipos, como la que aún se vive. El Real Valladolid no es menos y sigue pagando más los fallos que obteniendo éxito de los aciertos.

Así se puede definir el duelo liguero en Huesca. Tras la victoria copera (0-2) de unas pocas semanas atrás, el Real Valladolid llegaba con la ambición de ampliar un partido más su buena dinámica de resultados. Ésta no llegó y no porque el equipo de Luis César Sampedro no lo intentase. Repartiéndose el dominio con el equipo de Rubi, Pablo Hervías pudo adelantar al Real Valladolid en un par de ocasiones pero sería Gonzalo Melero, en el minuto 38, el que anotaría el único gol del partido.

Antes del descanso, el jugador de la Sociedad Deportiva Huesca mostraba su buen estado de forma para hacer el tanto definitivo y para, a su vez, provocar el estallido de ambición de un Luis César Sampedro que comenzaría a participar en el duelo. En la segunda parte, el entrenador blanquivioleta fue el dueño del partido. Realizó tres permutas ofensivas que generaron que el equipo viviera en el área rival. Tristemente, nada valió para que los visitantes sumaran un punto y ampliaran su racha de resultados sin perder.

Directrices desde el banquillo
El resultado con el que se llegaría al descanso sería el mismo al que se llegaría al final del duelo y no por la intención de un Luis César Sampedro que movería el banquillo con el único objetivo de llevar a la Sociedad Deportiva Huesca a su terreno de juego. Así, Asier Villalibre entraba en el terreno de juego en el minuto 55. Con más de media hora por delante, el Pucela formaba con dos delanteros. Su unión con Jaime Mata provocaría mayor presencia en el área y un juego más directo de los pucelanos.

El equipo respondió. Generó dos o tres acciones que llevaron el miedo al feudo oscense. No fue suficiente. El partido pedía más y Luismi Sánchez dejaba su sitio a Míchel Herrero. Definitivamente, el Real Valladolid se partía. La presencia de hasta cinco jugadores en campo contrario obligaba a transiciones rápidas por parte de un Pucela que veía como el rival se encerraba. Ante los pocos espacios concedido por el equipo local, Toni Villa hacía acto de presencia en el último movimiento del banquillo visitante.

Ocupaba el sitio de Ibán Salvador para que sus conducciones y estilo pudieran aparecer en el terreno de juego. Con esa última sustitución, y a falta de 19 minutos, Luis César quemaba todas sus opciones. La ambición estaba sobre el terreno de juego pero, por desgracia, nada fue suficiente. El equipo pucelano perdía en El Alcoraz en un duelo que, a la larga, no será recordado como el duelo que rompió la racha de seis partidos sin perder sino el que mostró la ambición de Luis César Sampedro y de su Real Valladolid.


Artículos relacionados: