Desde el 20 de febrero de 2007 acompañando al Real Valladolid con mucha opinión|miércoles, abril 24, 2019
Estas aquí: Home » Los fichajes, sobre el césped » Una referencia para devorar espacios y variantes
  • Sigue a LAV en

Una referencia para devorar espacios y variantes 

Asier Villalibre llega al Real Valladolid para dotar a Luis César Sampedro de esas variantes necesarias en el frente ofensivo. Alternativas en velocidad y táctica

Con Jaime Mata como único delantero y esperando a Raúl de Tomás, el Real Valladolid necesitaba un delantero. El hecho de que Ibán Salvador fueron el primer ‘9’ de la era de Luis César Sampedro ejemplifica que el entrenador gallego necesitaba alternativas para su equipo. Pocas horas después del primer berrinche de la temporada, llega la primera incorporación para el frente ofensivo del equipo. Reforzados los extremos, la cesión de Asier Villalibre desde el Athletic Club ofrece muchas alternativas al nuevo cuerpo técnico del Real Valladolid. La velocidad del vasco para atacar espacios, las variantes para ocupar diferentes puestos y el manejo que atesora de las dos piernas hacen crecer el potencial y el caudal ofensivo del nuevo Pucela.

Presentación LAV de ASIER VILLALIBRE como nuevo delantero del Real Valladolid para la próxima temporada

Cuestión de espacios
Me he cansado de repetirlo pero una vez más no hará daño. El paso de Luis César Sampedro por el Club Deportivo Lugo le ofreció la posibilidad de entender, pulir y potenciar los espacios, el contragolpe y las transiciones ofensivas. La presencia de un jugador como Alfonso Pedraza en la primera parte de la pretemporada obligó al entrenador gallego a entender que los espacios eran vitales para cualquier equipo de la categoría. Por ello, y en el primer delantero llegado en este mercado de fichajes al Real Valladolid, la dirección deportiva pucelana apuesta por un jugador de espacios y velocidad como Asier Villalibre.

Uno de los mayores talentos ofensivos de la potente cantera de Lezama se incorpora al Real Valladolid para nutrir de variantes al equipo. Llega para cubrir alternativas y variantes de la misma forma que lo hizo a finales de la temporada pasada cuando llegaba cedido al Club Deportivo Numancia para apenas seis jornadas. En esa breve etapa de mes y medio, el nuevo delantero del Real Valladolid entendió cómo es LaLiga 123 fuera de un equipo filial y comprendió cómo se deben trabajar las transiciones en un equipo que debe proponer, aunque el salto entre el equipo soriano de la pasada temporada y lo que se espera de este Real Valladolid es alto.

Hace un año llegaba para cubrir huecos y lesiones al Estadio de Los Pajaritos. Una situación concreta y muy esporádica. Ahora, su objetivo es acumular minutos y una experiencia de largo plazo en sus piernas. El objetivo grupla es similar en el sentido de que llega para generar alternativas en varios puestos. Válido como ‘9’, puesto al que llega, sus condiciones de juego y sus atributos técnicos hacen válido, como poco, para tres posiciones más.

El búfalo de Lezama
Con un poderío físico envidiable, Asier Villalibre no sólo tiene velocidad. Posee una potencia asombrosa. Ganador en muchos duelos de más de 15 metros, sus condiciones físicas le hacen ser ganador en muchos duelos de corto espacio. Apodado como ‘búfalo’, muchas de sus características quedan definidas por el mote cariñoso con el que se le conoce en Bilbao y que le hacen ser un jugador muy diferente a Jaime Mata, único ‘9’ presente en el equipo blanquivioleta hasta la reciente llegada de Asier Villalibre.

Asier Villalibre, durante un partido con la cantera del Athletic Club <em><strong>(La cantera de Lezama)</strong></em>

Asier Villalibre, durante un partido con la cantera del Athletic Club (La cantera de Lezama)

Suponiendo la llegada de otro delantero y soñando que éste sea Raúl de Tomás, el Real Valladolid se ha hecho con un delantero tímido, al que inicialmente le cuesta entrar en juego, pero que cuando lo hace es desequilibrante desde la consecución de espacios, en el ofrecimiento de variantes y en el manejo de las dos piernas. Esperando que pueda romper como profesional todas las cualidades que le han llevado a romper infinidad de registros en el fútbol vasco, Luis César Sampedro se asegura variantes del juego con un jugador llamado a ser grande en el Estadio de San Mamés, previo paso por el Estadio José Zorrilla.