Desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid|Jueves, julio 20, 2017
Estas aquí: Home » Reflexiones express » Miguel Ángel Gómez y 595 partidos de realismo
  • Sigue a LAV en

Miguel Ángel Gómez y 595 partidos de realismo 

Tras siete incorporaciones, el Real Valladolid ha firmado la experiencia de casi 600 partidos de plata a su equipo. Una dosis de realismo que define este nuevo proyecto

23 de junio de 2017 |“Un “perfil bajo” para saber dónde está este Pucela”

Sigo a lo mío. Considero que el Real Valladolid, por fin, sabe dónde está. La llegada de Miguel Ángel Gómez ha dotado, sobre el papel, de una gran dosis de realismo al club blanquivioleta. Éste sabe que es de Segunda división y entiende, a su vez, que para salir de ella tiene que asumirlo y prepararse para tal menester. El primer paso para demostrar que sabes dónde estás es rodearte de jugadores de dicha categoría y el Real Valladolid lo ha hecho ¡Y tanto que lo ha hecho! Tras los primeros siete fichajes realizados, el equipo de Luis César Sampedro ha incorporado a su vestuario la friolera de 595 partidos de plata. Salvo por Sulayman Marreh, sin debutar, y Nacho Martínez, con sólo 11 partidos, el resto superan los 70 partidos.

Miguel Ángel Gómez, junto a Antoñito Regal y Sulayman Marreh en la presentación de ambos <em><strong>(RealValladolid.es)</strong></em>

Miguel Ángel Gómez, junto a Antoñito Regal y Sulayman Marreh en la presentación de ambos (RealValladolid.es)

Desde la finalización de la pasada temporada el Real Valladolid ha variado mucho. Pocos meses para muchas permutas. El Pucela ha cambiado a muchos de sus futbolistas y, entre otros, a sus líderes tanto deportivo como técnico. Las llegadas de Luis César Sampedro y Miguel Ángel Gómez han cambiado al Club. De momento es sólo una variación. El tiempo dirá si es positiva o negativa. Personalmente, y por el momento, el calificativo que creo que hay que señalar es el de “realista”. Este nuevo Pucela sabe dónde está y tiene grandes dosis de realismo. El equipo blanquivioleta busca un rendimiento inmediato y para él no existen tiempos de aclimatación.

Sabiendo que el equipo deberá tener un largo periodo de trabajo y adaptación, de ahí, posiblemente, el alto número de partidos amistosos, el Real Valladolid quiere que sólo se viva una etapa de aclimatación. Quiere una adaptación entre los jugadores y al vestuario pero nunca una adecuación a la categoría. Este nuevo Pucela no se quiere hacer a Segunda. Quiere iniciar la temporada siendo de Segunda y, tras los fichajes realizados, va por buen camino. Ese “perfil bajo” que se señaló con la llegada del entrenador se está cumpliendo con los primeros siete fichajes, un número importante de aquellos que formarán el nuevo equipo.

Rendimiento inmediato
La “pereza” que produce el regreso de Borja Fernández al Real Valladolid es contrarrestado por las palabras con las que le definía Luis César Sampedro. El centrocampista gallego es la definición del Real Valladolid o, al menos, eso se busca. Este equipo no quiere patrimonio futuro, ni riesgos exponenciales. Quiere rendimientos tangibles. Una de las palabras más repetidas por Miguel Ángel Gómez es ésa, “rendimiento”.

“El Real Valladolid es una empresa y como tal necesita rendimiento”. Ésta fue una de las definiciones que hizo el andaluz de lo que es su Pucela y para él, el rendimiento actualmente lo hacen los que saben dónde compiten. ¡Los que conocen LaLiga 1|2|3! Sin ir muy lejos en el tiempo, el último Levante UD, pese a ser un recién descendido, se nutrió de jugadores que conocían la categoría. Roger Martí era uno de ellos pero no fue el único. Las bases de ese equipo sabían dónde estaban como lo empieza a hacer este Pucela. La idea quedó clara en ambos casos. Los resultados son otro tema.


Artículos relacionados: