Desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid|Jueves, julio 20, 2017
Estas aquí: Home » Linternazos de Velasco » Irreverencia y equilibrio, detalles para Sampedro
  • Sigue a LAV en

Irreverencia y equilibrio, detalles para Sampedro 

Ibán Salvador y Luismi Sánchez regresan al Real Valladolid con una inmejorable oportunidad de recuperar la oportunidad que no aprovecharon la pasada campaña

Uno de los principales puntos que tengo marcados a fuego para esta temporada es que el Real Valladolid sabe que es un equipo de Segunda división. En relación a la campaña pasada, el Pucela ha crecido mucho en ese sentido. Hace un año sólo sabía que estaba en Segunda. Braulio Vázquez quiso hacer un proyecto fuerte pero estando en LaLiga 123 y con las dificultades económicas que tenía, decidió apostar por diferentes “oportunidades”. Jugadores vistosos y de largo recorrido. Ibán Salvador y Luismi Sánchez reflejaban ese tipo de incorporaciones. Calidad, talento y futuro que, a corto plazo, no dieron resultado pero que, ahora, tienen una segunda oportunidad. El legado que deja la temporada 2016/2017 debe ser aprovechado para detallar al Real Valladolid de Luis César Sampedro de varios de los detalles que necesita. Equilibrio y chulería.

Luismi Sánchez e Ibán Salvador, durante sus presentaciones con el Real Valladolid la pasada temporada <em><strong>(RealValladolid.es)</strong></em>

Luismi Sánchez e Ibán Salvador, durante sus presentaciones con el Real Valladolid la pasada temporada (RealValladolid.es)

Descendido y salvado a última hora
Dado el nivel de destrucción que vive el Real Valladolid en los últimos años pero, sobre todo, tras esta última temporada, y sobre el que reflexioné hace unos meses, ni Ibán Salvador ni Luismi Sánchez valen para el nuevo Pucela que está formando Luis César Sampedro. Uno, el catalán, descendía con el UCAM Murcia y el otro, el andaluz, se salvaba en la última jornada con el Gimnàstic de Tarragona. Con esos resultados, ninguno parece que ha ganado fuera del Estadio José Zorrilla un puesto en el equipo blanquivioleta. ¡No han hecho méritos!, se podría escuchar y se escuchará, de hecho. Todo por querer vivir en un mundo que no estamos. Todo por querer estar aferrado con el pasado y ser alérgico a la realidad que toca.

En ese presente del equipo blanquivioleta, tanto un futbolista como otro como otro se reincorporarán a los entrenamientos del Real Valladolid este próximo miércoles mucho más formados de lo que se fueron en el pasado mercado invernal. Las cesiones, a nivel individual, les han servido de mucho a ambos. Han disputado todos los minutos que en Valladolid no iban a tener con Paco Herrera y, ahora, regresan con la indudable oportunidad de tener un hueco en los planes de Luis César Sampedro.

En ataque y en el centro del campo, estas dos apuestas de Braulio Vázquez tienen un espacio que cumplir y un rol que adoptar. Ambos son otros jugadores con respecto a hace un año. En su primer gran salto al profesionalismo fueron sorprendidos por la voracidad de este mundo. Luismi no se hizo con el puesto e Ibán Salvador no lo supo mantener. Debían crecer y lo hicieron en Tarragona y Murcia. Ahora, llega su segunda oportunidad en el Real Valladolid tras la opción fallida de hace unos meses.

Talento y claridad
Tanto uno como otro deben ser jugadores importantes para esta próxima temporada. Nunca se sabe qué puede deparar el mercado pero el equilibrio y la claridad de uno y el desequilibrio y el descontrol de otro son perfiles que Luis César Sampedro no puede dejar pasar. Siendo un equipo más en la categoría, como ya lo es tristemente el Real Valladolid, tanto la tranquilidad de Luismi como la irreverencia de Ibán son necesarias.

Las temporadas son largas y los altibajos, constantes, y en ambos entran uno y otro. Independientemente de lo que pueda llegar al equipo, Luismi Sánchez, ese jugador equilibrado y básico para el Gimnàstic de Tarragona, debe estar sobre el césped. De igual forma, y para dotar al Pucela de desequilibrio, profundidad y desparpajo, Ibán Salvador debe tener un puesto relevante. Titular, como refresco o en un plan secundario. Es igual, el Pucela no puede olvidarse del talento que tiene el canterano del Valencia CF porque, sin duda, lo tiene.

Pese a todo lo que ocurrió tras su participación en la derrota (2-1) ante el Club Deportivo Numancia en Soria, el ex del UCAM Murcia tiene cualidades que reportar para el Pucela. Posee una “irreverencia” que, bien controlada, este Real Valladolid necesita para salir de los caminos de intrascendencia que se encontrará el Pucela de Luis César Sampedro en lo que será una dura temporada.


Artículos relacionados: