Desde el 20 de febrero de 2007 informando y opinando sobre el Real Valladolid|Martes, agosto 22, 2017
Estas aquí: Home » Artículos destacados » ¿Por qué todos abandonan este Real Valladolid?
  • Sigue a LAV en

¿Por qué todos abandonan este Real Valladolid? 

La salida de Braulio Vázquez desestabilizó a un Club que no debe empezar de cero

Triste reflexión de la realidad de este Real Valladolid: “¿Dónde está el proyecto? ¡A ver, que yo lo vea!”
Las grandes dificultades de esta última temporada: “Un mes para construir una estructura competitiva”
Ilusión, esperanza y mucha emoción hace sólo un año: “El Real Valladolid cambia. El Real Valladolid gusta”

Hace unas pocas semanas Braulio Vázquez, de forma brusca e inesperada tras firmar la renovación meses antes, salía del Real Valladolid. El director deportivo hacía las maletas agotado de la realidad de un proyecto que, en su tercera temporada, ofrecía dudas. El gallego huía del Estadio José Zorrilla desmontando todo el trabajo que, bien o mal, tenía una base y un patrimonio adjudicado a la entidad blanquivioleta. Tras él y sobre todo en las últimas horas con el final de la temporada, han ido cayendo los máximos responsables pucelanos. Actualmente sólo queda Carlos Suárez. Paco Herrera seguía a Braulio y a Rubén Albés, entrenador del Promesas que se marchaba unas pocas horas antes. Con ellos lo hará Jose Antonio Prieto, ‘Cata’, como director de cantera. El Real Valladolid queda como un solar y todos los pucelanos se preguntan por qué. ¿Qué ocurre en este Real Valladolid para que nadie quiera estar? ¿Tan mal se ha hecho? Quizás, no y, quizás, es ese el problema.

Braulio Vázquez, en su presentación como director deportivo de CA Osasuna <em><strong>(Iñigo Alzugaray | ElNavarra.com)</strong></em>

Braulio Vázquez, en su presentación como director deportivo de CA Osasuna (Iñigo Alzugaray | ElNavarra.com)

Realidad en caliente
En su última rueda de prensa tras un partido, Paco Herrera fue claro. Vislumbraba que la salida de Braulio Vázquez había sido un mazazo importante para el proyecto y para él. Pese a que en la despedida oficial del entrenador pacense, Carlos Suárez quiso matizar dichas palabras, el análisis en caliente de Paco Herrera parecía muy real y nada apresurado. La lectura del experimentado entrenador estaba muy ajustada desde una versión muy analizada. Perder a la cabeza visible de este equipo y al eslabón más fuerte para el máximo accionista se produjo en el peor momento posible de la temporada y, por lo tanto, hizo mucho daño al equipo.

Este Real Valladolid estaba creado por Braulio Vázquez. Los retoques los había dado el propio director deportivo. Era un equipo con claros toques de identidad del ahora responsable de Club Atlético Osasuna. Su espantada despertó las dudas ya levantadas y creó otras diferentes. Paco Herrera se vio desguarnecido y desprotegido. El Real Valladolid perdía estabilidad en el peor momento de la temporada y el equipo no lo pagaba en los resultados pero sí en detalles propios para ese largo plazo adquirido con la renovación de la dirección deportiva. El proyecto, sí que sí, moría desde sus creadores y las consecuencias se están viendo en este momento.

La salida del responsable de la llegada de todos y cada uno de los trabajadores ha desatado el efecto domino y el crecimiento de todos en sus respectivos puestos. Tras el fin de temporada, la pregunta más socorrida en las redes sociales es saber por qué nadie quiere seguir en el Real Valladolid y la respuesta parece sencilla. Porque no está Braulio Vázquez dentro del organigrama deportivo del equipo blanquivioleta.

Evoluciones individuales
Cuando el gallego llegó al Estadio José Zorrilla en 2014 tenía la idea clara. Buscaba diseñar su propio Real Valladolid. No quería tener ninguna vinculación con el Pucela anterior y, así, fue amasando sus oficinas y sus cuerpos de trabajo. Ahora, sin él, todos abren la puerta de Valladolid y abandonan la ciudad para mejorar en sus puestos y responsabilidades. El primero, incluso antes que Braulio, fue Domingo Catoira. La salida de la mano derecha del gallego crearía las primeras dudas. El exdirector deportivo perdía un importante apoyo. El más decisivo. Sin Catoira, Braulio se sintió tan solo como Herrera sin Braulio.

Su regreso al Valencia CF suponía un importante paso para él. Un crecimiento, una ilusión y una evolución en su trabajo. Estos tres puntos se los reparten los otros dos responsables técnicos que se han ido o se irán en las próximas horas. Rubén Albés abandonaba el Real Valladolid para llegar a su tierra y vivir una pequeña pero importante evolución en su carrera en los banquillos. El técnico gallego llegó de la mano de Braulio y fue él el que le otorgó la doble oportunidad del Promesas y la aventura de formar parte del primer equipo la pasada temporada. Ahora evoluciona. En proyecto, en ilusión y en sentimiento.

Carlos Suárez y Braulio Vázquez tras una reunión con la plantilla el año pasado <em><strong>(ElDíadeValladolid)</strong></em>

Carlos Suárez y Braulio Vázquez tras una reunión con la plantilla el año pasado (ElDíadeValladolid)

Si Albés vive un sueño al llegar al club del que es aficionado, José Antonio Prieto, ‘Cata’, masculla un sueño en su posibilidad de llegar al Albacete Balompié como director deportivo. Un equipo que lucha por llegar a Segunda división es una plaza soñada para el actual director de cantera pucelana. El gallego era uno de los grandes referentes del proyecto diseñado por Braulio y, ahora, es otro de los que hace las maletas tras la salida de su ‘jefe’, aquél que rompió todo el entramado diseñado y que, a nivel de trabajo, no ha dado mal resultado o, al menos, no ha sido mal valorado fuera del Estadio José Zorrilla.

El Pucela ha tenido unos buenos responsables en los últimos tres años. Eso parece porque, por encima de los resultados obtenidos por la primera plantilla, todos ellos evolucionan en sus puestos y ambiciones mientras que el Pucela busca unos nuevos responsables que aprovechen las raíces dejadas por Braulio y el legado de Paco Herrera. No todo termina en Braulio ni en Herrera y menos si el Real Valladolid sabe aprovechar la inercia de una temporada mejorable pero con un sustento que ahora parece invisible pero que no se debe borrar ni menospreciar.

Todo sobre el resumen de la temporada 2016/2017 en el Real Valladolid | La linterna de Ángel Velasco

Todo sobre el resumen de la temporada 2016/2017 en el Real Valladolid | La linterna de Ángel Velasco


Artículos relacionados: